Órdago de Ryanair a AENA, con la suspensión de 31 rutas en la Costa Blanca

Órdago de Ryanair a AENA, con la suspensión de 31 rutas en la Costa Blanca

La low cost quiere realizar el embarque y desembarque a pie en el aeropuerto de Alicante y AENA le exige el uso de las plataformas

Joan Oliva

28/10/2011 - 11:15h

Duro golpe a la actividad turística y de negocios en la Costa Blanca. La aerolínea de bajo coste Ryanair anunció la supresión efectiva desde este viernes de 31 rutas desde el aeropuerto de El Altet, en Alicante. Las amenazas no terminan aquí, ya que la compañía presidida por Michael O'Leary ha anunciado también la reducción de frecuencias en otros 27 enlaces.

El mandatario de Ryanair ha decidido mantener este pulso con Aena como medida de presión para que la compañía acceda a la petición de la aerolínea de bajo coste de realizar el embarque y desembarque a pie. Según la transportista irlandesa, el compromiso de embarque y desembarque a pie existía desde hace cinco años, está además respaldado por una encuesta a los usuarios, y se pone en contradicción ahora con el uso de las pasarelas telescópicas que, según O'Leary, Aena ha querido imponer de manera unilateral.

La desaparición de las rutas y mengua de frecuencias supondría unas pérdidas de 30 millones a anuales para el aeropuerto alicantino y, por ende, para el gestor aeroportuario, advirtió O'Leary el pasado martes en Alicante. A su vez, en un intento de entente, el director general de Aena, Javier Marín, ha declarado que la mitad de los vuelos de la compañía que operan en el Aeropuerto de El Altet podrían desembarcar a pie en la temporada de invierno, siempre que el tráfico de aviones lo permita.  El ente gestor de los aeropuertos esgrime, por otro lado, motivos de seguridad en su requisito de uso de los finger.

32 céntimos de coste por pasajero

Aena ha explicado que el coste de uso de la pasarela por pasajero es de 32 céntimos. Hoy un portavoz del ente aeroportuario se ha remitido a las declaraciones de Javier Martín y ha declarado o a 02B que “no nos salimos ni un ápice de lo que ya notificó Aena en su momento, en referencia la comunicado de la organización del pasado 5 de abril.

En este comunicado, Aena ya ofreció a Ryanair, al igual que al resto de compañías, la posibilidad de utilizar posiciones en remoto (no hacer uso de la pasarela) y trasladar a los pasajeros en autobús. La compañía ha rechazado esta opción y sigue presionando para realizar el embarque a pie.

Asimismo, AENA esgrime que Ryanair utiliza pasarelas en otros aeropuertos como Barajas, Barcelona y Gran Canaria, y en ellos no ha puesto en duda la viabilidad de la operación.


Destinos cancelados o con menos frecuencias


Las rutas bajo amenaza de cancelación son las que unen la capital alicantina con Aarhus; Bournemouth; Cork; Doncaster; Kaunas; Maastricht; Marrakech; Oslo Torp; Palma, París Beauvais; Pisa; Pozna; Santander; Estocolmo Vast; Valladolid; Venecia y Zaragoza, entre otras.

Por lo que respecta a las fecuencias reducidas, los destinos afectados serán: Birminghan; Bolonia; Bristol; Bruselas Charleroi; Dublín; Dusseldorf Weeze; Edimburgo; Frankfurt Hahn; Glasgow Prestwick; Cracovia; Leeds Bradford; Londres Gatwick; Londres Stansted; Madrid; Manchester; Milán Bérgamo; Oslo Rygge; Santiago; Sevilla y Estocolmo Skavsta, entre otros.

Temporada de invierno

La aerolínea ya tenía in mente cancelar en temporada de otoño-invierno en el aeropuerto de el Altet diez de esas rutas, con lo que la amenaza se cierne en realidad sobre 21 de los destinos.

Con la reducción de once a dos aeronaves en la base de Alicante en esta temporada, Ryanair pasa de transportar a 1,5 millones de pasajeros, contra los 4 de plena temporada y recortará hasta 2.000 puestos de trabajo.