Otra chapuza: el aeropuerto fantasma de Cataluña no funciona en invierno

Otra chapuza: el aeropuerto fantasma de Cataluña no funciona en invierno

Andorra-La Seu instalará un sistema de GPS de 100.000 euros para operar con mal tiempo; se inauguró en enero con un coste de 2,9 millones

Ignasi Jorro

Barcelona

26/08/2015 - 18:49h

El aeropuerto de La Seu ha costado 2,9 millones de euros

El aeropuerto 'fantasma' de Cataluña deberá instalar un sistema GPS de 100.000 euros para poder operar en invierno. Andorra-La Seu queda bloqueado con el mal tiempo, y la única aerolínea que opera en el mismo asegura que "no es fiable", aunque costara 2,9 millones a las arcas públicas.

La instalación ha acogido en verano los primeros vuelos regulares de su historia. Del 18 de julio al 8 de agosto, las rutas La Seu-Madrid y La Seu-Palma, operadas por Swiftair, han devuelto a la vida una instalación inaugurada en enero.

Sin embargo, la compañía que ha operado el servicio advierte de la llegada del invierno. "Una pista que tiene un tanto por ciento de vuelos desviados o cancelados por el mal tiempo no es fiable. Esto es lo que ocurre con La Seu: el techo de nubes bajo impide usarlo en invierno", explica Javier Bustillo, director comercial de la compañía española.

Agencia europea

Precisamente, Swiftair colabora en la instalación de un sistema GPS/Egnos que mejorará la aproximación de las aeronaves. "Sin el mismo, la maniobra hasta la pista de La Seu es muy abrupta", explica Bustillo.

La solución la ha aportado la agencia europea Global Navigation Satellite Systems (GSA). "Es una tecnología ya operativa en varios aeropuertos europeos", recuerdan fuentes de Aeroports de Catalunya, el gestor de infraestructuras catalán.  

Sin embargo, el sistema no podrá instalarse hasta que Aena/Enaire y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) lo certifiquen. Algo que, hasta ahora, no ha ocurrido.  

Gafado 

El aeropuerto de Andorra-La Seu fue inaugurado en enero de este año. La instalación se reformó con subvenciones del gobierno andorrano y la Generalitat de Cataluña. El coste total de las obras es de 2,9 millones de euros. 

Desde su estreno, al que acudió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el aeropuerto ha sido incapaz de despegar. Los vuelos comerciales empezaron el 18 de julio, con los dos enlaces que opera Swiftair y comercializa la agencia  de viajes Regina Group.  

La aerolínea con sede en Madrid asegura que la pista "tiene muchas posibilidades". Sin embargo, antes deberá ser capaz de operar con climatología adversa y certificarse para aeronaves mayores: ahora sólo puede albergar aparatos tipo ATR-72, con 72 plazas.