Pastor se prepara para intervenir en Iberia

Pastor se prepara para intervenir en Iberia

IAG volverá a los tribunales si Fomento dicta un tercer laudo para la aerolínea

La Ministra de Fomento, Ana Pastor, se prepara para intervenir en Iberia. El Gobierno ha constituido un grupo de trabajo y busca árbitro para dictar un laudo, el tercero del mandato, de obligado cumplimiento para las partes: dirección y sindicatos. El presidente Mariano Rajoy podría anunciar la decisión en alguna de sus intervenciones durante el debate del Estado de la Nación, que empieza este miércoles y termina el jueves.

Pastor obligará a la aerolínea a una serie de cambios estructurales y a recuperar rutas que considera de interés para España, según ha podido saber 02B en fuentes próximas a la ministra. La contundencia de la intervención en la compañía privatizada podría desencadenar la retirada ordenada de International Airlines Group (IAG) de España.

El grupo multinacional, propietario de Iberia y British Airways, recurrirá a los tribunales y ya habría advertido a Fomento “que las pérdidas tienen un límite”. Pastor recibió este martes, por separado, a las partes. Dio una última oportunidad a la negociación, pero la huelga debe desconvocarse en las próximas horas. De lo contrario, actuará.

Reestructuración

Fuentes oficiales de la empresa sostienen que Iberia seguirá la hoja de ruta ratificada por su consejo de administración. Públicamente no comentan la posibilidad del laudo. Respecto a la imposición de rutas, recuerdan que Iberia perdió 95 millones al año en trayectos deficitarios, según cifras de la propia IAG.

La posibilidad del arbitraje ya fue puesta sobre la mesa durante el fin de semana. La Ministra de Fomento amenazó el sábado con imponer el laudo si sindicatos y aerolínea no pactaban y suspendían la huelga de 15 jornadas. El Gobierno calcula en 25 millones de euros diarios el impacto en la economía española. Pastor advirtió a las partes “que España no se puede permitir esas pérdidas”.

El aviso de Pastor


En declaraciones públicas, la ministra aseguró el lunes que “el Gobierno intervendrá si la movilidad de los ciudadanos y el interés general corre peligro por la huelga”. Este lunes más de 8.000 empleados tomaron la terminal 4 del Aeropuerto de Madrid. Hubo altercados y la policía detuvo a cinco manifestantes.

Los pasajeros denunciaron el acoso de algunos piquetes. Obligaban a enseñar los billetes a los clientes para permitirles el acceso a la zona de facturación. Aunque los servicios mínimos funcionan sin atrabancos, las imágenes del conflicto dieron la vuelta al mundo a través de los medios internacionales y de las redes sociales. El Gobierno habría perdido la paciencia en la primera jornada.

El tercer laudo


Si la decisión se sustancia, este sería el tercer arbitraje impuesto por Pastor. El conflicto con los pilotos por Iberia Express acabó con la intervención del Gobierno. Dictó dos laudos. El último llegó en diciembre. El anterior, publicado en mayo, fue anulado en noviembre por la Audiencia Nacional. Ningún representante de Iberia Express fue convocado para dar su opinión. Suponía un defecto de forma.

Jaime Montalvo fue el árbitro nombrado en abril por la ministra para mediar en el conflicto. El catedrático de Derecho del Trabajo fijó para Iberia condiciones laborales propias de una low cost. Incluía la reducción del 40% de los salarios de los pilotos de nueva contratación. El proceso podría arrancar de nuevo con la vista puesta en todos los colectivos profesionales y en la propia dirección. Pastor quiere decidir ahora el modelo de compañía.