Pullmantur ve brotes verdes en el mercado español

Pullmantur ve brotes verdes en el mercado español

El presidente de la naviera cree que en 2014 se han detectado las primeras señales de recuperación

Redacción

Barcelona

10/11/2014 - 14:06h

El presidente y consejero delegado del Grupo Pullmantur, Jorge Vilches, cree que este año ya se observan "las primeras señales de recuperación" para el sector en España. Además se muestra "bastante optimista" de cara a la temporada de 2015, ya que se está produciendo "una anticipación y un repunte en las reservas".

Vilches asegura que la industria de cruceros es "de las pocas que no se han visto tan impactadas por la crisis". Destaca que España es "un destino muy importante" en esta industria en Europa, situándose sólo por detrás de Italia. De hecho, cada año se reciben unos cinco millones de cruceristas en el país, de los cuales aproximadamente 1,2 millones salen de puerto español y unos 470.000 son españoles.

No obstante, se han hecho cosas mal. La reducción del mercado que ha habido en España en los últimos años se debe, en su opinión, "a una reducción de la oferta". Así, la salida de la marca Iberocruceros va a ser "un golpe" para la industria nacional, ya que "se reduce la oferta y eso no es positivo".

Al respecto, indica que en esta industria "si colocas oferta, normalmente la demanda está ahí". En cualquier caso, considera que "ya para el año que viene debería estabilizarse y seguir creciendo".

El máximo responsable de Pullmantur prevé cerrar el año con alrededor de medio millón de pasajeros en todos los mercados en los que opera, lo que representa un incremento de aproximadamente un 6% respecto al ejercicio anterior.

En cuanto a los planes de futuro, Vilches ha explicado que pasan por tener un nuevo barco en 2016 que permitiría aumentar su capacidad aproximadamente un 30 por ciento. Además, esto implicaría un aumento de contratación para sus equipos, compuestos actualmente por unas 7.000 personas.

En este sentido, señala que en cada uno de sus barcos trabajan entre 800 y 1.000 personas, con lo que traer un nuevo crucero significará "una apuesta importante por el empleo". Por el momento, el presidente de Pullmantur no ha desvelado detalles sobre el futuro nuevo buque, ya que "todavía estamos cerrando itinerarios, opciones y evaluando diferentes proyectos".