Queja viral contra Renfe después de que un bebé caiga bajo un tren<em><br /></em>

Queja viral contra Renfe después de que un bebé caiga bajo un tren<em><br /></em>

Miles de internautas apoyan a una madre que pide reformar el apeadero de Celrà, en Gerona, después de que su hijo de un mes y medio rozara la tragedia

Ignasi Jorro

Barcelona

19/10/2015 - 12:31h

Vista general de la estación de Renfe de Celrà, en Gerona

Una queja contra Adif se ha viralizado en las redes sociales después de que un bebé de apenas un mes y medio cayera debajo de un convoy de Renfe. El accidente, que ocurrió el 14 de octubre en Celrà (Gerona), vio al niño y a su abuela precipitarse debajo del convoy por, dicen, el desnivel pronunciado en el apeadero de la localidad gerundense.

El incidente, que tuvo lugar cuando los tres bajaban del vagón, se saldó con la mujer atendida por cortes y el bebé por pequeños golpes. Afortundamente no fue a más, ya que el resto de pasajeros activaron el freno de emergencia antes de que el convoy se pusiera de nuevo en marcha. 

Más de 8.000 compartidos

La afectada ha publicado una queja en Facebook, en la que pide "un cartel que inste a los pasajeros a bajar por los vagones de mitad del tren" o "abrir las puertas de los últimos vagones". Según ella, otros pasajeros han sufrido accidentes por el mismo motivo. Más de 8.000 usuarios la han compartido.

Image and video hosting by TinyPic


El problema reside en el desnivel que presenta el apeadero de Celrà, que tiene una pendiente pronunciada al final del mismo.

Apoyo de Renfe 

Inquiridos sobre el incidente, Renfe ha asegurado a 02B que "activó el protocolo habitual" tras la caída. El personal de la operadora "se puso a disposición de la madre, la abuela y el niño" para lo que pudieran precisar, extremo que la afectada confirma.

Con lo que respecta a la configuración de la estación, Renfe asegura que "desearía que todas las estaciones estuvieran al nivel de los trenes", pero dichos cambios son competencia de Adif, gestor de infraestructuras ferroviarias. El operador ferroviario recuerda que tiene un plan en marcha para "hacer todos los convoyes accesibles" en un futuro próximo.