Rechazada la petición de Ryanair para embarcar a pie en Alicante

Rechazada la petición de Ryanair para embarcar a pie en Alicante

La Audiencia argumenta que la compañía de bajo coste usa pasarelas en otros aeropuertos

REDACCIÓN

29/12/2011 - 17:13h

La sección octava de la Audiencia Provincial de Alicante ha desestimado el recurso presentado por Ryanair en el que pedía como medida cautelar el mantenimiento del embarque y desembarque a pie en la nueva terminal del Aeropuerto de Alicante, sin necesidad de emplear pasarelas.

El auto, y contra el que no cabe recurso, reafirma la sentencia del juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante, que ya desestimó las medidas cautelares que la compañía de bajo coste pedía.

El tribunal indica que hay "dudas razonables de que exista perjuicio inmediato e irreversible a la compañía" por el uso de pasarelas, por lo que desestima el recurso de apelación.

El auto argumenta que la compañía opera en otros aeropuertos como Barcelona, Gran Canaria, Madrid-Barajas y Málaga, mediante pasarelas o jardineras, de modo tal que acredita que el embarque 'versus' desembarque a pie de los pasajeros "no constituye un factor esencial en la operatividad de la empresa de transportes".

Imposición “unilateral”

La compañía aérea recurrió la decisión del juzgado alicantino al considerar que en base al principio de libertad de empresa, se constituyó como compañía aérea low cost, que fundamenta su modelo de negocio para la captación de pasajeros en el menor costo del viaje sobre la base de reducción de costes operacionales.

Según Ryanair, Aena ha "impuesto" el uso de pasarelas en la nueva terminal, a pesar de que la apertura de la base en Alicante había tenido como "condición determinante" el poder embarcar y desembarcar a pie.

Para la compañía, este cambio es una "imposición unilateral que supone una infracción de la normativa de defensa de la competencia", por lo que sería "procedente adoptar como medida cautelar mantener las condiciones" anteriores.

Además, la aerolínea irlandesa considera que Aena "ha abusado de su posición dominante al imponer un determinado servicio, cuya prestación no desea", con una "imposición de precios abusiva".