Reino Unido abre la veda a las empresas españolas que optan al 'AVE británico'

Reino Unido abre la veda a las empresas españolas que optan al 'AVE británico'

El Secretario de Transportes del gobierno de Cameron se reúne esta semana con las constructoras

Redacción

Barcelona

21/09/2015 - 10:20h

Montaje digital del High Speed 2 a su paso por Lincoln (Reino Unido)

Semana decisiva para las empresas españolas que optan a la construcción del 'AVE británico'. Las grandes constructoras españolas que optan a licitaciones se reúnen esta semana con Robert Goodwill, Secretario de Transportes del Reino Unido. El representante estará acompañado por Simon Kirby, consejero delegado de HS2 (High Speed 2), el proyecto de alta velocidad que unirá Londres con el norte de Inglaterra, con una inversión aparejada de 54.400 millones de euros.

El ejecutivo y el cargo político también buscarán conocer de primera mano el funcionamiento de la red española de alta velocidad. La agenda oficial incluye reuniones con ejecutivos de Acciona, ACS, FCC y Ferrovial –que participan en la obra en consorcios internacionales-, entre otras empresas, además de representantes de Adif y Julio Gómez-Pomar, el Secretario de Estado de Infraestructuras, informa Expansión.

Precisamente, los impulsores del proyecto High Speed 2 invitan a otras empresas españolas a optar a licitaciones que se abrirán en breve. En el primer tramo, que unirá Londres y Birmingham, los contratos públicos ascienden a 9.000 millones de libras (12.366 millones de euros).

Dos fases 

El proyecto High Speed 2 es una línea de alta velocidad en forma de 'y' que unirá Londres con el noroeste de Inglaterra (Birmingham) y Yorkshire (Leeds y Sheffield). En las próximas semanas se conocerán las empresas finalistas del primer gran concurso del proyecto, el de preparación del terreno, valorado en 900 millones de libras (1.236 millones de euros).

El inicio de las obras está previsto para 2017, y el primer tramo del enlace del tren-bala abrirá en 2026, según calendario. El gobierno británico prevé que circulen 14 convoyes por sentido al día, con una velocidad máxima de 326 kilómetros por hora. No obstante, la red no estaría completa hasta 2033, según el último calendario.