Renfe adelgazará un 12% su deuda en 2012, hasta 4.600 millones

Renfe adelgazará un 12% su deuda en 2012, hasta 4.600 millones

La operadora se compromete a amortizar anticipadamente el endeudamiento, que supone una “losa” para la compañía

Tren Cercanías de Renfe en Chamartín (Madrid)
Renfe prevé reducir en un 12% su deuda durante el ejercicio 2012, hasta situarla al cierre de año en unos 4.600 millones. Esto supondrá un recorte de 625 millones de euros respecto a los 5.225 millones a los que ascendía a la conclusión de 2011.

La operadora destinará a este fin los 848 millones de euros que recibirá del Estado este año y abordará además un saneamiento de su tesorería, según ha explicado el presidente de la compañía, Julio Gómez-Pomar, en la Comisión de Fomento del Congreso.

Amortización anticipada


Con esta aportación pública, el Estado liquidará los 367 millones que debía a Renfe desde 2010 por la conclusión del contrato-programa que hasta entonces mantenían, y los 480 millones que le adeudaba por los transportes con carácter de servicio público que la empresa realizó en 2011.

El presidente de Renfe se comprometió así a "amortizar anticipadamente" durante este año toda la deuda que sea posible, dado que supone una "losa" para la compañía, pese a que "no está mal situada en cuanto a tipos de interés". "Sólo en 2012 supondrá un gasto financiero neto de 175 millones de euros", concretó.

Pese a todo ello, la operadora confía en invertir 447 millones de euros en 2012 y además cerrar el ejercicio con un beneficio neto (contando con la aportación Estatal) de 67 millones de euros.

Más ingresos, menos gastos

El resultado será posible gracias al incremento del 8,1% previsto en los ingresos por transporte, que rozarán los 2.200 millones en 2012, y a la reducción del 9,7% estimada en las partidas de gasto, "sobre las que Renfe tiene más capacidad de gestión".

Del lado de los ingresos, Renfe calcula que este año crecerán los de todos los servicios. El AVE aumentará el 7,6%, Cercanías y Media Distancia el 9,3% e incluso también crecerán los de mercancías, el 6,9%, gracias al aumento del alquiler de trenes y locomotoras a operadores ferroviarios privados.

Ahorros con proveedores

En cuanto a los ahorros, derivarán de un plan por el que la operadora racionalizará y centralizará compras, y renegociará contratos con los proveedores.

El presidente de Renfe reconoce que hay gastos con limitado margen de ajuste, como los de limpieza de trenes y estaciones, que suponen 364 millones, y el pago de cánones a Adif por uso de estaciones y líneas de tren (360 millones), así como el suministro de electricidad a los trenes (280 millones).