Renfe asumirá 80 millones de pérdidas de Feve

Renfe asumirá 80 millones de pérdidas de Feve

La integración de la red ferroviaria también obligará al operador estatal a incorporar en 2013 una deuda de 130 millones

Redacción

08/10/2012 - 16:24h

Trenes AVE de Renfe
Renfe asumirá en 2013 pérdidas de unos 80 millones de euros correspondientes a los servicios y activos que recibirá de FEVE, operador ferroviario de vía estrecha que se extinguirá antes de que concluya este año mediante su segregación y el reparto de sus activos y servicios entre Renfe y Adif.

Este impacto llevará a Renfe a cerrar el próximo ejercicio con 'números rojos' de 172 millones de euros, según informó el presidente de la compañía Julio Gómez-Pomar.

Deuda


La integración de FEVE también obligará al operador ferroviario estatal a incorporar en 2013 una deuda de 130 millones de euros vinculada a los activos que recibirá de esta compañía en vía de extinción. "FEVE está en una situación financiera complicada, y Adif y Renfe aportarán sus recursos para mejorarla", aseguró Gómez-Pomar.

No obstante, el presidente de Renfe destacó que previamente, en 2012, esta compañía cerrará el ejercicio con la primera reducción anual de endeudamiento desde que se constituyó como operadora en 2005.

Descenso de deuda

En concreto, Renfe prevé concluir este año con una deuda de 5.004 millones de euros, un 4,2% inferior respecto a la que soportaba al cierre de 2011, según detalló Gómez-Pomar durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso. "Será así el primer ejercicio que Renfe cierre con descenso de deuda desde su constitución", destacó.

En 2005, con ocasión del inicio de la liberalización ferroviaria y la segregación del antiguo monopolio público Renfe en dos empresas, Renfe Operadora (gestora del servicio de transporte) y Adif (titular y gestor de las líneas de tren y estaciones), el Gobierno de entonces llevó a cabo un saneamiento del endeudamiento que sumaba el sistema ferroviario.

Sinergias


Pese a todo ello, el presidente de Renfe manifestó su confianza en que la integración de Feve generará sinergias, gracias a la racionalización de servicios y a las economías de escala.

Así, contribuirá a que la cifra de negocio de Renfe crezca un 6% el próximo año, hasta sumar 2.168 millones de euros, de los que 34 millones provendrán de la prestación de servicios de vía estrecha que actualmente gestiona FEVE. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, será positivo en 281 millones de euros, si bien este importe incluye los montos que recibe de las administraciones en pago por los servicios públicos que presta.