Renfe busca 700 millones para reflotar la división de Mercancías

Renfe busca 700 millones para reflotar la división de Mercancías

La operadora mejora cifras pero sigue sin encontrar un socio que la reflote

Ignasi Jorro

Barcelona

26/07/2015 - 19:01h

Renfe Mercancías notificó pérdidas de más de 50 millones en 2014

Renfe Mercancías necesita dos cosas: un socio industrial y 700 millones de euros para volver a flote. Esto es lo que indican fuentes internas de la compañía, que añaden que la operadora "ha degradado la empresa" hasta el punto que ningún inversor quiere participar en la suscripción de acciones, que debería estar lista en septiembre.

La ampliación de capital sigue pendiente de la aprobación del Ministerio de Fomento, confirma la empresa. Mientras, voces internas en la compañía acusan a la dirección de Renfe de "haber desinvertido" en la compañía desde la liberalización del transporte ferroviario de mercancías en 2007. "Ahora, se venderá barato algo que es público", subrayan.

Mejora financiera

La compañía niega el extremo y apela a las cifras recientes. "Renfe incrementa su carga en el primer trimestre con un aumento del 10,6%, manteniéndose la tendencia del 10,4% y los 21,2 millones de toneladas de 2014", ilustran fuentes oficiales.

La operadora pública recuerda que Mercancías aumentó sus ingresos un 11% el año pasado, hasta los 259,8 millones de euros. El resultado operativo mejoró un 25%, hasta anotarse pérdidas de 56 millones de euros.

¿Recuperación?

"Los ingresos pueden haber mejorado, pero la inversión menguante ha echado a Mercancías del mercado. En Europa, este tipo de transporte representa el 16% del total. En España se queda en el 3,8%", responden voces críticas con la evolución de la empresa.

La filial de Renfe –ahora dividida en cuatro sociedades-- aprobó el 28 de abril una ampliación de capital vía suscripción de acciones para ganar competitividad. Aunque se ha especulado con la entrada de Deutsche Bahn o la operadora nacional francesa SNCF en el capital, la propia compañía recalca que Fomento aún no ha dado el visto bueno a la misma.

La operación se encuentra parada, y ahora toda la atención se centra en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, donde sí se podría incluir la orden. Aún así, la venta ya esá fuera de plazo.