Este es el avión ruso que pretende desplazar al B737 MAX

El MC-2 es la apuesta rusa por el mercado de los aviones de pasillo único.

Este es el avión ruso que pretende desplazar al B737 MAX

En medio de la crisis por el Boeing 737 MAX Rusia prepara la presentación del Irkut MC-21, con una capacidad de hasta 160 pasajeros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/03/2019 - 12:09h

Airbus y China no son los únicos que pescan en las aguas revueltas de la crisis del B737 MAX. Rusia se prepara para presentar en sociedad al Irkut MC-21, un avión de pasillo único con una capacidad y autonomía similar al avión de Boeing.

Este avión, que la empresa United Aircraft Corporation (UAC) comenzó a desarrollar en 2006, pensaba ser lanzado comercialmente en 2012. Tras un prolongado retraso el proyecto se reactivó y la nueva fecha para sus vuelos comerciales es el 2020, ni bien obtenga su certificado de viabilidad.

[Para leer más: Boeing ofrece una oportunidad de oro al Airbus chino]

Este año, en el Salón Internacional de la Aviación y el Espacio de Moscú (MAKS 2019) el Irkut MC-21 tendrá su debut en sociedad. Le anteceden varios vuelos de prueba exitosos. El último fue realizado este sábado, a cargo el tercer avión ruso que salió de la fábrica de UAC.

 

Escenas del vuelo de prueba del tercer MC-21.

Apoyo del gobierno ruso

El gobierno ruso está decidido a impulsar a esta avión. El ministro de Industria y Comercio, Denis Manturov, dijo que la presentación de este avión demostrará “a los posibles clientes y a los futuros pasajeros uno de los mayores avances de la industria aeronáutica rusa, con un inédito nivel de confort”.

La producción del MC-21 se vio ralentizada por las sanciones comerciales de EEUU

La producción de este avión ruso se vio ralentizada por las sanciones comerciales de EEUU, que le cortó el suministro de los materiales compuestos necesarios para la fabricación de sus alas.

Por ello la fábrica UAC sólo pudo finalizar seis aviones, y si quisiera incrementar su producción, tendría que desarrollar su propia industria de este tipo de materiales.

La oportunidad que Rusia esperaba

En el mundo no pueda volar ni un solo B737 MAX hasta que se aclaren las causas del accidente de Etiopía. Del resultado de las investigaciones también depende el futuro de 500.000 millones de euros en órdenes de compra futuras de este modelo.

[Para leer más: El avión estrella de Boeing puede convertirse en un agujero negro]

La situación es aprovechada por Airbus para promocionar a sus A320neo y A321, tradicional competidor en el segmento de los aviones de pasillo único y de corto y mediano alcance.


Vuelo de prueba del tercer MC-21.

También China ve una oportunidad clave para impulsar su Comac C919, que debería empezar a operar en 2020, y del que se asegura que tienen 800 órdenes de compra, la mayoría para las aerolíneas de este país.

Precisamente la rusa UAC trabaja con Comac para desarrollar el C929, un modelo de doble pasillo que podría realizar vuelos de largo recorrido, como una ruta Pekín-Nueva York.

Los rivales que el avión ruso tiene enfrente

El MC-21 debe enfrentar a todos estos rivales en el ring de la aeronáutica. El fabricante ruso tiene dos modelos en carpeta: el MC-21-200 y el MC-21-300.

El primero tiene una configuración para 132 pasajeros y una autonomía de 6.400 kilómetros, mientras que el segundo permite llevar hasta 163 viajeros hasta una distancia de 6.000 kilómetros.

Los dos modelos del MC-21 tienen una capacidad y autonomía similares a los B737 MAX

El -300 es el que más se acerca a las prestaciones del B737 MAX 8 y 9. Pero donde estas aeronaves tienen un potencial es en el peso máximo de despegue, que es de 72 toneladas en el caso del -200, ocho toneladas menos que el más pequeño de esta familia de Boeing. Este dato es importante para las aerolíneas de bajo coste, que buscan el máximo ahorro posible en sus operaciones.

El desafío de producción

Pero en caso de que comiencen a llegar los pedidos el fabricante ruso deberá cambiar su esquema de producción, porque actualmente tiene la infraestructura para terminar 10 aeronaves el primer año y 20 el segundo.

UAC afirma que tiene 175 órdenes de compra, de las que 50 corresponden a Aeroflot, la mayor aerolínea rusa. Esta compañía canceló las órdenes de 20 B737 MAX para su filial low cost Pobeda, y el gobierno ruso presiona para que incorpore a más MC-21 a su flota.