La solución de Ryanair a las huelgas: aviones autónomos

Los sindicatos de los tripulantes desconvocan las huelgas previstas para el 10 y el 13 de enero | EFE.

La solución de Ryanair a las huelgas: aviones autónomos

El CEO de Ryanair vaticina que el futuro de las aerolíneas pasa por abaratar costes gracias a los aviones autónomos

Business Insider España

Barcelona

29/09/2018 - 18:55h

Según Michael O'Leary, CEO de Ryanair, la siguiente revolución en la aviación son "aeronaves operadas por un solo piloto en la cabina", y ya está aquí. Quizás esta idea pueda quitar presión a la empresa con las reiteradas huelgas de pilotos y tripulantes que ha atravesado en los últimos meses.

"Ya disponemos de la tecnología", ha explicado O'Leary en una entrevista con Business Insider Polonia, añadiendo que la siguiente fase será la de una aeronave completamente autónoma.

Con los aviones autónomos se podrían ahorrar más de 30.000 millones de euros 

"No me sorprendería ver aviones sin piloto pronto", ha dicho O'Leary. "Probablemente pasará en los próximos 40 o 50 años; quizás todos vayamos a ser pasajeros de drones".

Otros directivos y expertos en aviación han apostado por que estos desarrollos llegarán en un futuro cercano. En 2017, el banco suizo UBS publicó un estudio en el que aseguraba que la industria de la aviación podía estar preparada para usar aviones a control remoto a partir de 2025; un movimiento que podría ahorrar 35.000 millones de dólares al año (unos 30.000 millones de euros).

La gestión del miedo a aviones autónomos

Uno de los obstáculos más obvios cuando se trata de promocionar las aeronaves autónomas es el miedo. Según el estudio de UBS, solo el 17% de los viajeros desea volar sin un piloto, pero O'Leary no cree que sea un factor decisivo a largo plazo.

"Los precios de los billetes probablemente ayudarán a disipar esos miedos", ha apuntado O'Leary.

También pide fijarse en el hecho de que los trenes autónomos ya están operando.

"Un servicio de tren autónomo entre terminales en el aeropuerto de Stansted, cerca de Londres, se puso en marcha en 1991 y, durante las primeras semanas, los pasajeros tenían miedo de subir a un tren sin conductor. ¿Ahora? Nadie pestañea", ha añadido.

Noticia original de Business Insider. Autor: Marcin Walków