Ryanair amenaza a la Generalitat con abandonar Girona

Ryanair amenaza a la Generalitat con abandonar Girona

La firma irlandesa supedita su presencia actual en la Costa Brava a la derogación de la ecotasa

Carles Huguet

Barcelona

10/02/2016 - 19:17h

Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair.

Golpe sobre la mesa del aeropuerto de Girona. Ryanair desafía a la Generalitat y abre la puerta a la salida de la instalación catalana. Así lo avisa David O'Brien, director comercial de la aerolínea, a 02B: "Si se aplica la tasa medioambiental, nos veremos obligados a abandonar los destinos menos competitivos, y la Costa Brava es uno de ellos".

El directivo ha lanzado la amenaza en el acto de presentación de su calendario de invierno 2016. Desde el sector se ha leído como una medida de presión más que una opción real. Sin embargo, la compañía ha cerrado en 2015 las bases de Crotone, Pescara y Alguer después de que las tasas en Italia se hayan disparado un 40%. "No somos una ONG, aunque por nuestros precios podamos parecerlo", ha bromeado.

Este tipo de impuestos "sólo consiguen generar la desaparición de vuelos", ha analizado. 

Golpe a las cuentas

El tributo supondrá "un impacto importante a las cuentas de las compañías". En su momento, Ryanair cifró en 71 millones el daño a su balance económico. Se da la circunstancia, además, que la firma ha recibido hasta no hace mucho una subvención de 12 millones de euros para mantener su operativa en Girona y Reus.

Mientras, la base catalana ya ha llegado a un acuerdo con Scandjet para conectarse con siete ciudades suecas a partir del mes de mayo. Aun así, Michael O'Leary continuó generando el 88% del tráfico en la instalación de Vilobí el año pasado. Por tanto, y pese haber rebajado la operativa en casi cuatro millones de pasajeros desde 2008, su posición sigue siendo fuerte.

En desventaja con los grupos españoles

"Es difícil competir con Iberia y Vueling, que disfrutan de importantes descuentos en El Prat", ha lamentado O'Brien. Desde Aena se desmarcan de la rebaja y recuerdan que ellos sólo disponen de un plan de incentivos para los vuelos intercontinentales.

No es la única deducción que pide Ryanair. El dirigente ha reconocido que el gestor aeroportuario denegó un abaratamiento de las tasas en temporada baja a cambio de aumentar el número de turistas en Mallorca. "España necesita aeropuertos independientes, que puedan tomar decisiones propias y que no sean gobernados desde Madrid", ha denunciado.

Operativa en El Prat

Pese al titubeo en Girona, la firma ha anunciado que para el invierno de 2016 abrirá cuatro vuelos semanales a Sofía y aumentará las frecuencias a East Midlands, Glasgow, Málaga, Marrakech, Menorca y Estocolmo.