Ryanair boicotea el paro de los trabajadores de tierra de Barajas

Ryanair boicotea el paro de los trabajadores de tierra de Barajas

Los huelguistas se querellan contra la aerolínea y la acusan de movilizar a trabajadores externos para cubrir sus servicios

Pablo Jiménez

en Barcelona

01/06/2015 - 21:33h

Trabajadores de tierra de Ryanair en un aeropuerto de la red Aena

El comité de huelga de Ryanair ha presentado una querella contra la aerolínea irlandesa por boicotear el paro que los trabajadores de tierra de la compañía iniciaron el pasado sábado en Madrid-Barajas. Los huelguistas acusan a la compañía de bajo coste de trasladar a "unas 15 personas ajenas a la plantilla" para cubrir los servicios de handling en el aeródromo madrileño.

Desde el sindicato UGT aseguran que estos trabajadores han sido movilizados desde otros aeropuertos de España donde opera Ryanair y que están trabajando en las pistas madrileñas desde el inicio de la huelga. Además, la denuncia presentada contra la empresa y contra su presidente, Michael O'Leary, acusa a la compañía de haber decidido unilateralmente los servicios mínimos.

Servicios mínimos

En el escrito presentado en el juzgado de guardia de Plaza de Castilla, se especifica que los servicios mínimos impuestos por la aerolínea son "superiores" a los ordenados desde el ministerio de Fomento y que no se han difundido ni los vuelos ni los trabajadores afectados por la huelga.

El sábado, día de inicio de la protesta, los pasajeros del vuelo 2011 con destino a Las Palmas estuvieron retenidos durante más de cuatro horas dentro del avión en las pistas de Barajas. La compañía, que no explicó los motivos del retraso, impidió a los viajeros regresar a la terminal justificándose en la falta de personal de tierra, según el diario El Mundo.

Motivos de la huelga

El comunicado difundido por el comité de huelga acusa a Ryanair de querer rebajar entre el 20% y el 30% los salarios de los trabajadores y de "sustentar su gestión en un acoso permanente" a los empleados de asistencia en tierra. El paro, de carácter indefinido, también se justifica, entre otros motivos, por la negativa de la aerolínea a negociar con el comité de empresa las condiciones laborales o la falta de medidas de seguridad para desempeñar su trabajo.