Ryanair culpa al aeropuerto de Valencia por dejar los aviones en cola

Ryanair culpa al aeropuerto de Valencia por dejar los aviones en cola

El consejero delegado, Michael O'Leary, dice que estuvieron sobrevolando la ciudad 90 minutos

Aviones de Ryanair
El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, no está dispuesto a renunciar a su plan de ahorro de combustible. En una entrevista al Financial Times Deutschland, calificó los tres aterrizajes de emergencia en Valencia como "un caso excepcional".

"Cada uno de los tres aviones tenía suficiente combustible en su depósito como para volar 90 minutos más por encima de su plan de vuelo. Sin embargo, los aviones tuvieron que volar alrededor de una hora en cola para poder tomar tierra en el aeropuerto de Valencia. Eso no es normal", explica.

O'Leary asegura que la aerolínea cumplió con "los requisitos de seguridad del fabricante de los aviones Boeing y de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y que cada una de las aeronaves contaba con "suficiente combustible" a bordo.

"Nuestra política de combustible está funcionando", defendió el responsable de Ryanair, quien destacó que los tres aparatos como el resto de los que vuelan a Madrid llevan "entre un 50% y un 60% de combustible adicional respecto al necesario para esta distancia".

Según establece Ryanair, si un piloto decide llevar más de esa cantidad debe justificarlo. "Esto no es presión, es un proceso razonable", negó O'Leary, ante las acusaciones de varios sindicatos de pilotos, entre ellos, el Sepla.