Ryanair deja de enseñar los colmillos a sus clientes

Ryanair promete resolver los reclamos en menos de 10 días.

Ryanair deja de enseñar los colmillos a sus clientes

La aerolínea presenta un sistema para indemnizar por los retrasos y ofrecerá compensaciones por ofrecer el pasaje más barato del mercado

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

15/02/2019 - 11:04h

Ryanair busca presentar una imagen más amable con sus pasajeros. La aerolínea irlandesa lanzó una serie de medidas que evitan los recargos posteriores en la reserva de un vuelo y se comprometen a ofrecer las tarifas más bajas del mercado.

La estrategia llega tras un año donde le llovieron crítica con cambios en las condiciones de vuelo que perjudicaban al pasajero. La más importante, para el bolsillo de sus clientes, fue tener que pagar por llevar el equipaje de mano, un servicio que antes era gratuito. Y a los pocos meses, subieron estas tarifas.

[La nueva política de equipajes desborda a Ryanair]

Se permiten cambios gratis

Otra de las quejas recurrentes era la imposibilidad de hacer cambios una vez reservado el vuelo, o si se realizaban era bajo una penalización. Inclusive el error involuntario de escribir mal el apellido obligaba a pagar un recargo.

Por ello, a partir de ahora Ryanair ofrece un período de gracia de 48 horas para realizar cambios en las reservas sin costos adicionales. Es posible elegir otro asiento, agregar equipaje o cambiar el nombre, pero no modificar el horario del vuelo contratado.

La tarifa más baja

Como en los hipermercados, Ryanair lanza el desafío de “la tarifa más baja o le devolvemos la diferencia”. Como los billetes aéreos tiene precios que oscilan continuamente, la propuesta de la compañía se restringe a las tres horas siguientes a la compra del pasaje: en caso de hallar un precio menor, se le reintegra la diferencia con un plus de cinco euros.

Ryanair ofrece pagar la diferencia si a las tres horas se encuentra el mismo vuelo con un precio más bajo

Eso sí, no será para usar inmediatamente sino para el siguiente vuelo que contraten con Ryanair.

Solución a los reclamos

Durante el año pasado Ryanair se vio envuelta en polémicas por las reclamaciones e indemnizaciones por las huelgas de sus pilotos y tripulantes. Para evitar nuevos conflictos presenta dos compromisos: uno es tramitar los reclamos EU261 (referidos a cancelaciones y demoras) en un período máximo de 10 días, con un servicio de atención que –aseguran- estará disponible todos los días, y durante 24 horas. También afirman que no habrá esperas interminables, ya que puntualizan que a las dos horas habrá respuestas.

Ryanair se compromete a tener una puntualidad del 90%, pero no se hace responsables por problemas de tráfico aéreo

Por otra parte se compromete a mantener una tasa de puntualidad del 90%. Pero con una excepción: no se hacen responsables de los retrasos causados por problemas con el control del tráfico aéreo. Si el avión despega o aterriza fuera del horario, al pasajero se le ofrecerá un descuento del 5% para un vuelo futuro.

Tarifa para viajeros frecuentes

Ryanair lanza una tarifa plana que imita los servicios de las clases business de las aerolíneas más grandes. Por 199 euros anuales ofrecen evitar recargos en la asignación de asientos, realizar la facturación bajo el sistema fast-track y tener prioridad en el embarque.

Llegan los nuevos B737 MAX 200

Al momento de volar, en abril Ryanair recibirá el primero de los nuevos Boeing B737 MAX 200, que llevarán hasta 197 pasajeros, ocho más que los actuales B737-800.

[Cómo hará Ryanair para meter 197 pasajeros en el nuevo B737 MAX]

Ryanair asegura que en estas nuevas aeronaves habrá más espacio para estirar las piernas. Sin embargo varios medios especializados recordaron que en los B737-800 las plazas tienen un espacio de 76,20 centímetros, pero en los nuevos B737 MAX 200 se reducirán a los 71,12 centímetros.