Ryanair deja en tierra a un pasajero por una botella de whisky

Ryanair deja en tierra a un pasajero por una botella de whisky

La aerolínea exigía al joven pagar 60 euros por el licor, que compró en el ‘duty-free’ del aeropuerto de Málaga

Ryanair dejó en tierra un joven turista inglés la semana pasada por llevar una botella de whisky que compró en las tiendas duty-free del aeropuerto de Málaga.

El estudiante, Guy Horne, de 22 años, no tenía dinero y no pudo embarcar en otro vuelo a Manchester hasta 12 horas después.

Según cuenta, el personal de tierra de Ryanair pedía introducir la botella en su equipaje de mano. O, en su defecto, pagar la tasa de 60 euros por bulto extra.

"Les dije que mi bolsa estaba llena pero que pesaba cinco kilos menos de los permitidos. No cedieron", explica el turista al Manchester Evening News.

La cartera vacía


Al parecer, Horne trató de convencer a los trabajadores de facturación antes de que cerraran la puerta de embarque. "Incluso les enseñé mi cartera vacía", se lamenta el estudiante.

Al final, sus padres reservaron por Internet otro vuelo para llevar al joven de vuelta a casa. "Les costó varios cientos de libras", se queja el visitante.

La madre del universitario, que es agente de viajes, ha denunciado que "Ryanair se ensaña con los viajeros que vuelan solos". "En mis veinte años en la industria nunca he visto que una aerolínea deje tirado a un chaval en un aeropuerto", tercia.

Condiciones estrictas

El director de comunicación de Ryanair, Robin Kiely, respondió que "todos los pasajeros conocen nuestra política de una bolsa y diez kilos". "Si llevan dos y no pueden meter la primera en la segunda, pueden dejar una de ellas detrás", añadió Kiely.

Asimismo, el dircom aseguró que "Ryanair no retrasará ningún vuelo por culpa de pasajeros que no cumplan con nuestra política de equipaje de mano".