Ryanair echa a un auxiliar de vuelo por comerse un bocadillo sin pagarlo

Ryanair echa a un auxiliar de vuelo por comerse un bocadillo sin pagarlo

El Tribunal Supremo desestima un recurso del despedido al considerar que se debería acudir a los tribunales irlandeses

Redacción

Barcelona

04/03/2014 - 18:44h

Un avión de Ryanair
Ryanair actúa sin contemplaciones. La aerolínea presidida por Michael O'Leary despidió a un auxiliar de vuelo por “comerse un bocadillo destinado a la venta a los pasajeros sin la debida autorización y sin abonar su precio”, según recoge una sentencia. La compañía irlandesa, que fue demandada por el empleado, ha salido airosa del proceso judicial después de que el Tribunal Supremo la haya absuelto.
      
 
El Supremo revoca la primera sentencia, que absolvía a la compañía, pero la vuelve a dejar libre de cargos
 
La Sala de lo Social ha desestimado el recurso presentado por el despedido. En su fallo, dictado el 30 de diciembre de 2013, el tribunal señala la falta de jurisdicción de los tribunales sociales españoles para resolver sobre la demanda de despido formulada por la low cost, dado que el afectado fue contratado bajo la legislación irlandesa donde Ryanair tiene su sede.

El tribunal toma una decisión en un principio contradictoria. Por un lado, revoca íntegramente la sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que absolvía a Ryanair, pero vuelve a perdonar a la aerolínea por la falta de "jurisdicción en todas las cuestiones relacionadas con la ejecución y rescisión del contrato".