Ryanair mima ahora a las familias para acallar las críticas

Ryanair mima ahora a las familias para acallar las críticas

La aerolínea irlandesa anuncia un servicio especial para elegir los asientos y el equipaje permitido

Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair
Ryanair ha recibido duras críticas por las condiciones de sus aviones, aterrizajes forzosos, costes extras en algunos servicios... Sin embargo, poco a poco la aerolínea está rectificando su política, mejorando la atención al cliente y otros aspectos que puedan afectar, positivamente, en su reputación. El último movimiento de la aerolínea irlandesa es un guiño a las familias.

La compañía ha anunciado que ofrecerá servicios especiales a las familias que elijan Ryanair para sus viajes y desplazamientos. La firma que capitanea el no exento tampoco de polémica, Michael O'Leary, ha avanzado que este martes se anunciarán novedades en un evento que tendrá lugar en Londres.
      
 
La aerolínea de Michael O'Leary se vuelca con las familias que vuelan regularmente 
 
Poca información se ha dado al respecto. “Se espera que se ponga en marcha un régimen especial para las familias que vuelan regularmente con la aerolínea”, explican fuentes de Ryanair. Este trato “especial” tendrá que ver con la elección de los asientos y el equipaje permitido. Sin embargo, habrá que esperar todavía unas horas para conocer más detalles de la última novedad lanzada por la compañía.

Este servicio, al igual que otros cambios recientemente aprobados, ponen en evidencia la renovada estrategia de Ryanair para satisfacer a sus clientes. Entre las últimas decisiones tomadas por la aerolínea destaca la de silenciar las trompetas para los aterrizajes. Los usuarios habían calificado el ruido de irritante y, escuchando sus consejos, se ha eliminado el sonido.
      
 
La compañía recurrió a la televisión para romper, públicamente, con sus orígenes 
 
Incluso la compañía ha recurrido a la televisión para anunciar algunos de los cambios más sonados que rompen con sus orígenes. En los spots, que se han podido ver en casi todas las cadenas, la aerolínea promociona la nueva web, la selección de asiento y un segundo bulto a bordo, sin que ello supongo un coste extra. Este último aspecto había suscitado varias quejas de los usuarios.

Sea como fuere, poco a poco Ryanair rectifica algunos de los puntos más controvertidos de su estrategia anterior para transformar las críticas del pasado en futuras alabanzas.