Ryanair negocia con British y TAP lanzar vuelos de largo alcance antes de 2017

Ryanair negocia con British y TAP lanzar vuelos de largo alcance antes de 2017

La compañía irlandesa reconoce la inviabilidad de conectar Europa y América sin un socio

Carles Huguet

Barcelona

10/02/2016 - 22:27h

Aviones de Ryanair.

Michael O'Leary desiste a la hora de lanzar las prometidas rutas de largo alcance. Ryanair ha reconocido este miércoles en Barcelona que las conexiones al otro lado del Atlántico no serán una realidad, al menos de forma individual. Según explica José Espartero, director de ventas a España de la compañía, a 02B, la firma negocia con la portuguesa TAP y la británica British Airways para operar vuelos en código compartido entre Europa y América.

"Sería raro que en 2017 no estuviéramos realizando este tipo de operaciones", ha explicado David O'Brien, CCO, en rueda de prensa. "Negociamos con varias aerolíneas para llegar a América", ha proseguido, sin dar nombres.

De alcanzar el acuerdo, la entidad irlandesa lograría llegar a ciudades de Brasil como Río de Janeiro y Porto Alegre y del resto del continente como Caracas, Bogotá y Panamá –destinos de TAP-. Por otra banda, gracias a la bandera del Grupo IAG tomaría posiciones en Estados Unidos. Mientras, las dos compañías de largo alcance se beneficiarían de la telaraña de destinos que ofrece Ryanair en bases como Bérgamo, Bruselas y Londres.

La opción Aer Lingus

Espartero añade que en su momento también se entablaron conversaciones con la compatriota Aer Lingus, de la que poseía el 29,8% del capital hasta agosto. "Cuando se cerró la venta a Willie Walsh se finiquitaron las negociaciones", prosigue. La operación en este caso era diferente, pues podía tratarse de una absorción al estar ya presente en el accionariado.

Otro directivo reconoce que las rutas de largo radio fueron "un deseo" más que una realidad. Lo cierto es que al realizar los análisis pertinentes, la aerolínea no encontró la rentabilidad deseada por el hecho de tener que funcionar y operar con un modelo muy diferente al utilizado a día de hoy. No verán la luz ni en 2020 ni en 2022.

Además, incide en que los acuerdos no son excluyentes entre ellos, por lo que la low-cost podría entrar con fuerza en todo el continente americano.

La duda de TAP

El pasado mes de diciembre, Fernando Pinto, director general de TAP, admitió que no descartaba operar en código compartido con Ryanair. El luso supeditó un posible acuerdo "al beneficio de ambas empresas".

Ahora, pero, les decisiones ya no se toman desde la perspectiva puramente privada. Durante la primera semana de febrero, el Gobierno portugués llegó a un acuerdo con Gateway para controlar el 50% de la compañía. Una de las primeras decisiones del ejecutivo socialista, que recupera así el 16% que cedió en noviembre el conservador Pedro Passos Coelho