Ryanair pide a Catalunya que se olviden del 'hub' de BCN

Ryanair pide a Catalunya que se olviden del 'hub' de BCN

El vicepresidente de la compañía Michael Cawley negociará con Aena la bajada de las tasas aeroportuarias para ampliar sus rutas. Por ahora abre dos nuevas desde Oviedo: a Madrid y Barcelona

DAVID PLACER

30/01/2012 - 14:40h

El vicepresidente de Ryanair, Michael Cawley, pidió este lunes a los políticos catalanes que abandonen la idea de un hub (centro de interconexión de vuelos) en Barcelona, puesto que es un proyecto que nunca podrá materializarse. “Los hubs europeos son los que son y no hay lugar para ninguno más. Iberia tiene su hub en Madrid, British en Londres, KLM en Amsterdam y Lufthansa en Frankfurt. Y no hay espacio para más”, declaró el ejecutivo

Cawley llegó a Barcelona para reunirse este lunes con la Generalitat y Aena para negociar la rebaja de las tasas aeroportuarias que pide la compañía para ampliar sus rutas y competir para obtener el mercado de pasajeros dejado por Spanair.

Para lograrlo, la compañía ha dado un primer paso y anunció dos nuevas rutas desde Oviedo con dos vuelos diarios a Barcelona y Madrid a partir de abril. La ruta, que ha quedado libre por el cierre de Spanair, será la primera pero el mercado esperaba una medida más agresiva tras el anuncio de Vueling de operar cinco nuevas rutas. “Ellos pueden tomar ese tipo de decisiones porque pierden dinero. Nosotros tenemos 3 mil millones de euros en efectivo y entraremos en las rutas para bajar precios, no para subirlos”, añadió el vicepresidente.

Reuniones con 'políticos estúpidos'

Además de las reuniones en Barcelona, el ejecutivo anunció que se reunirá la semana que viene con el ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Manuel Soria, para tratar la misma exigencia: la rebaja de las tarifas, un tema que la compañía quiere trasladar al mismísimo presidente del gobierno, Mariano Rajoy, con quien ha pedido audiencia.

“Ha quebrado la cuarta aerolínea de un país. Eso no ha pasado en ninguna parte de Europa. Creemos que el gobierno tiene que cambiar su política. No podemos pagar tasas tan altas para financiar grandes terminales sin pasajeros. Esa ha sido la política aeroportuaria de España: decisiones políticas estúpidas”, afirmó el ejecutivo.

Cawley aseguró que es un error destinar recursos públicos a las líneas aéreas y aclaró que lo que Ryanair recibe no son subvenciones sino “ayudas de márketing para promocionar el turismo en algunas regiones”.

BCN, de Ryanair algún día

El ejecutivo confirmó que la compañía tiene capacidad para aumentar el número de aviones en Barcelona (actualmente dispone de 11) y vislumbra que el aeropuerto de El Prat, tarde o temprano, estará dominado por la compañía de bajo coste.