Ryanair pierde contra Lastminute en los juzgados

Ryanair pierde contra Lastminute en los juzgados

La Audiencia de Barcelona confirma que la aerolínea cometió “competencia desleal” cuando amenazó con cancelar los billetes vendidos por agencias de viajes

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary
La Audiencia de Barcelona ha confirmado que Ryanair cometió un acto de "competencia desleal" cuando amenazó con cancelar los billetes vendidos por agencias de viajes on line en 2008. El presidente de la compañía, Michael O'Leary, calificó entonces a los establecimientos de “parásitos” que timan a los clientes aplicándoles “tasas ocultas”.

La confirmación se ha producido después de que la low cost --que había sido demandada por la agencia Lastminute-- presentase un recurso de apelación contra la sentencia del Juzgado Mercantil número 7 de Barcelona. La aerolínea justificaba que aunque las palabras de O'Leary "puedan resultar desafortunadas", no son denigratorias.

La Audiencia de Barcelona ha asegurado en su resolución que la tarifa cobrada por las agencias no es "injustificada", sino que "es el precio por un servicio realizado" del que los clientes son conscientes cuando acuden a estas páginas, en lugar de hacerlo directamente a la de la compañía aérea.

Intermediación

Después de haber hecho estas amenazas, la compañía irlandesa incluyó en la página web que todas las reservas de vuelos Ryanair han de realizarse "directamente" a través de la misma o de su centro de llamadas.

Este es el único punto que la Audiencia de Barcelona ha admitido del recurso presentado por Ryanair. Así, la compañía podrá seguir publicando en su portal dicha cláusula, sin perjuicio de que las agencias de viajes on line sigan intermediando en la venta de billetes.