Ryanair se da otra cura de humildad

Ryanair se da otra cura de humildad

La compañía rebaja sus expectativas de beneficios para este año por segunda vez en dos meses

G.T.

Barcelona

04/11/2013 - 13:06h

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary.
Ryanair se ha dado de bruces con la realidad. Los resultados del primer semestre fiscal de la aerolínea han llevado a su presidente, Michael O'Leary, ha rebajar sus previsiones de beneficios para el cierre del año. La low cost prevé ganar entre 500 y 520 millones de euros.
      
 
O'Leary asegura que este descenso tiene una contrapartida buena: el crecimiento de número de pasajeros
 
No es la primera vez que Ryanair corrige sus expectativas. La firma irlandesa había cifrado los números verdes para este ejercicio en 600 millones de euros. En septiembre, ya rebajó las ganancias hasta los 570 millones.

Este pronóstico más negativo se argumenta por la caída del rendimiento durante los últimos tres meses. El principal factor ha sido la política de rebaja de tarifas.

No obstante, O'Leary asegura que este descenso tiene una contrapartida buena: el crecimiento de número de pasajeros (un 6% en octubre). El directivo ha resaltado que la cifra demuestra que Ryanair ha respondido al estímulo del crecimiento del tráfico y ha sentado las bases para seguir creciendo en los próximos años.

La low cost ha registrado en la primera mitad de su ejercicio fiscal, finalizado el pasado 30 de septiembre, un beneficio de 602 millones de euros, el 1% más que en el mismo periodo de 2012 cuando alcanzó los 596 millones de euros, informó la aerolínea irlandesa.

La compañía ha incrementado el 5% la facturación en este periodo, hasta los 3.255 millones de euros, tras elevar el tráfico de pasajeros en un 2%. Ha alcanzado así los 49 millones de viajeros transportados, frente a los 48 millones entre abril y septiembre de 2012.