Sánchez-Lozano: “Mi gestión al frente de Iberia ha sido más que correcta”

Sánchez-Lozano: “Mi gestión al frente de Iberia ha sido más que correcta”

El consejero delegado de la aerolínea asegura que el plan de reestructuración es “el mejor que se nos ha ocurrido”

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, afirma que sus tres años al frente de la aerolínea ha sido buena. “Estoy contento con la gestión que hemos hecho, que ha sido ratificada por el consejo. Ha sido más que correcta porque, entre otras cosas, los ingresos han aumentado”, ha dicho en un encuentro con la prensa.

Estas declaraciones las ha realizado el consejero delegado cuando la aerolínea está negociando el despido de 4.500 empleados porque es “inviable”, ya que pierde 265 millones de euros en los nueve primeros meses del año.

Sánchez-Lozano dice que su gestión ha sido buena también porque sino ya no seguiría como consejero delegado de la compañía. “El tiempo medio de un CEO en una compañía es de tres años”.

El mejor plan


El primer ejecutivo de la aerolínea ha explicado que el plan de reestructuración, basado en tres cuartas partes en reducir costes, sobre todo, laborales, es “el mejor que se nos ha ocurrido”. Sánchez-Lozano asegura que la compañía está abierta a escuchar las propuestas que procedan de los sindicatos. “Les hemos pedido a los trabajadores que propongan soluciones alternativas, nos gustaría oírlas”, dice el consejero delegado. “El plan tiene capacidad de ajustarse”, recalca.

Dentro de esos ajustes, Sánchez-Lozano cree que se pondrán sobre la mesa todas las opciones posibles sobre los despidos, tanto en criterios de selección (bajas incentivadas, prejubilaciones, excedencias, etc) como en otros criterios, aunque no ha querido entrar en detalle. Eso sí, Sánchez-Lozano ha asegurado que “hay algunos asuntos en los que la compañía no cederá”.

Protagonista


El consejero delegado de Iberia ha dejado claro que es él quien lidera la empresa y que no hay otra persona (en referencia a Willie Walsh, CEO de IAG) que llevará la gestión del plan de reestructuración y el ERE de 4.500 despidos. “Yo soy quien respondo. Walsh no tiene que venir aquí a dar explicaciones a nadie. Nosotros somos los responsables”, ha explicado a este diario.

Sánchez-Lozano ha cifrado en cientos de millones de euros el coste de uno de los mayores ERE de la historia, aunque no ha dado una cifra exacta ya que se tendrá que negociar con los tres sindicatos de Iberia.

La huelga no interesa


El ejecutivo de la aerolínea ha explicado que de momento no hay un ‘plan b’ en el caso de que finalmente los trabajadores de Iberia vayan a la huelga. Sánchez Lozano ha dicho que no comparte el paro ya que “no interesa a nadie”. “Una huelga en el sector aéreo hace un daño terrible que a la larga afecta a los propios trabajadores. Todo el mundo tiene el derecho pero no entiendo que se respalde”.

Sánchez-Lozano ha explicado que la huelga se realizaría con los servicios mínimos y que no se cubriría la oferta con otros aviones, en este caso, de British Airways. “Creo que sería ilegal”, ha matizado.

El Gobierno no pinta nada

El primer ejecutivo de la aerolínea ha recalcado que el poder de decisión del gobierno español en este caso es escaso, por no decir nulo. “El acuerdo de fusión está más que cerrado, y no sé cómo se deshace la fusión”, en alusión a que el Ejecutivo podría romper algún acuerdo con British.

Además, al igual que han afirmado varios miembros del Gobierno, Sánchez-Lozano asegura que Iberia también “tiene sensibilidad” respecto al despido de 4.500 empleados.

Plan comercial

El consejero delegado de la compañía ha explicado que Iberia está a punto de cerrar el nuevo plan comercial para la temporada de verano que comenzará en el próximo abril, momento en el cual la aerolínea ya quiere tener finalizada la reestructuración “porque si no, tendríamos otro año de pérdidas como este”.

No ha podido dar los destinos que prevé cerrar, pero la dirección de la compañía tiene previsto suspender rutas que son deficitarias tanto a largo como a medio y corto radio. “Habrá rutas que desparezcan y otras que se abran, como siempre”, ha dicho.

En la actualidad, Iberia cuenta con muy pocas rutas que sean rentables. Diez en total, ocho en largo radio y dos en corto.