Sangría de ventas de Lufthansa en España por exprimir a las agencias

Sangría de ventas de Lufthansa en España por exprimir a las agencias

La aerolínea alemana sufre "desvío de reservas" y ve naufragar su canal de ventas alternativo

Ignasi Jorro

Barcelona

17/09/2015 - 20:07h

Carsten Spohr, presidente y consejero delegado de Lufthansa

"Un desvío de ventas importante". Esto es lo que está sufriendo el Grupo Lufthansa en España, según el directivo de una patronal de agencias de viajes. El conglomerado alemán (Lufthansa, Swiss y Austrian) empezó a cobrar 16 euros por billete emitido por los distribuidores desde el 1 de septiembre. Como respuesta, muchas agencias de viaje buscan billetes alternativos a los de la alemana.

"Quien paga la factura es el cliente, que es a quien se le repercuten los 16 euros que Lufthansa cobra a los distribuidores (GDS, por sus siglas en inglés). Por ello, las agencias valoran alternativas cuando montan un paquete turístico. O directamente no reservan con la alemana", explica el ejecutivo.  

Alternativas 

Una de las agencias que nota el recargo es Atlántida Viatges. Su gerente, Francesc Escánez, descarta un boicot a Lufthansa: su compromiso es con el mejor precio para el cliente. Ese objetivo, dice, es más difícil con el recargo que cobra la aerolínea. "Si tienes una alternativa más económica para el cliente, es obvio que la elegirás", explica. 

El presidente de la patronal catalana, Martí Sarrate, recuerda que los 16 euros rompen una línea de trabajo. "Fueron impuestos unilateralmente. Ello ha llevado a una denuncia de la patronal europea EECTA ante la Comisión Europea", recuerda a 02B.

El canal de ventas, un fracaso 

A la espera de contabilizar la caída de ventas, la patronal Ceav analiza en estos momentos cuántas agencias de viajes han optado por migrar al canal de ventas de la compañía aérea, la única alternativa a no pagar. En el Reino Unido casi el 70% de agencias 'pasan' de comprar en la web, según datos del Guild of Travel Management Companies.

En España, la situación es peor. "No la usa casi ninguna. Comprar en la web de Lufthansa no es práctico", avisa Sarrate. ¿Por qué? "El portal corta la interlocución con el cliente e impide hacer el seguimiento, dos de las servicios que ofrecemos las agencias de viajes", explica el directivo. 

Un precedente

Así las cosas, aunque el recargo de Lufthansa ha incendiado al sector, lo cierto es que podría abrir la puerta a otras aerolíneas. "Internet lo ha cambiado todo. ¿Dónde radica el éxito de las aerolíneas low cost? En que la gente compra en sus webs. Esto es lo que buscan las aerolíneas convencionales, como la alemana. Por ello es un precedente", concluye una alta directiva de la aviación española.