Sigue la caída de las low cost: Germania deja de volar

Un vuelo de Germania en el aeropuerto de Leipzig. EFE

Sigue la caída de las low cost: Germania deja de volar

La aerolínea de bajo coste Germania es la segunda compañía que deja de volar en el año, tras el cierre de Joon

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

05/02/2019 - 10:34h

El 2019 no es amable con las compañías low cost: menos de un mes después de que Air France cerrara su filial Joon, la aerolínea alemana Germania se declaró en quiebra y deja de volar.

Sin embargo la declaración de insolvencia no afecta a la compañía suiza Germania Flug ni a la búlgara Bulgarian Eagle, que forman parte del mismo conglomerado empresarial.

[Air France echa el cierre de su ‘low cost’ Joon]

Vuelos a destinos de sol y playa

La compañía movilizaba a cuatro millones de pasajeros al año y volaba a 60 destinos de Europa, el norte de África, Oriente Próximo y Oriente Medio.

A España Germania ofrecía vuelos baratos a destinos buscados por los turistas de Alemania y Suiza, como Barcelona, Málaga, Ibiza, Palma de Mallorca, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y La Palma.

Germania volaba a destinos vacacionales de España, como Barcelona, Málaga, Canarias y Baleares

Así como Joon, Germania se promocionaba como una compañía de bajo coste pero con servicios para el pasajero que otras aerolíneas no ofrecen, como bebidas y comidas a bordo, entrega de diarios y revistas y la posibilidad de llevar 20 kilos de equipaje sin recargos.

No llegó la financiación esperada

La noticia del fin de la aerolínea llegó por medio de un comunicado este lunes por la noche. Allí el director ejecutivo Karsten Balke dijo que no lograron la financiación buscada para contar con la liquidez necesaria para las operaciones. “Como consecuencia no nos quede otra opción que una declaración de insolvencia”, dijo el directivo.

A principios de enero surgieron a la luz los problemas económicos de la compañía alemana. Como se precisó en el comunicado, las causas de la caída fueron el aumento en el precio del combustible durante el verano (a pesar que luego descendió su coste) y la depreciación del euro frente al dólar.

[Cobalt Air se suma al cementerio de las aerolíneas]

La compañía tampoco pudo llevar a cabo un plan de ajuste que le permitiera optimizar sus costes, que eran muy elevados en cuanto a sus gastos de personal de los servicios técnicos y del mantenimiento de la flota.

Sin reclamo posible

Los pasajeros afectados que compraron su vuelo dentro de un paquete de viaje pueden dirigirse a la agencia y reclamar un transporte alternativo con otra compañía, señala el comunicado de Germania.

Pero los que adquirieron su billete directamente de la aerolínea "no tienen derecho según la legislación vigente a un transporte alternativo", agrega. 

Germania pensaba duplicar su flota con la compra de 25 A320neo, que se pensaba recibir el año que viene

Creada en 1986, contaba con 24 aviones entre 10 A319, cuatro A321-200 y 10 B737-100. En los planes de la compañía estaba aumentar su flota al doble, para lo cual había firmado una orden de compra con Airbus por 25 A320neo, que deberían haber llegado el año que viene.

Mal año para las low cost

Durante el año pasado cerraron sus puertas ocho compañías aéreas de Europa, y las causas de sus caídas no han desaparecido.

Además del precio del petróleo que puede lastrar a una aerolínea que tiene ajustados márgenes financieros también se suma la incertidumbre en torno al “brexit”, para lo cual las compañías se apuran a crear filiales radicadas en territorio europeo y en el Reino Unido para poder volar sin perder sus licencias.

Tras el cierre de Joon, hay rumores de que Air France también piensa en liquidar su franquicia Hop!. Según el diario francés La Tribune el consejero delegado de la aerolínea francesa está descontento con los resultados de la low cost, fundada hace seis años y que operativos la mitad de sus 100 aviones para volar en Francia o a países europeos como el Reino Unido.

Wow Air y Norwegian se suman a las aerolíneas de bajo coste que afrontan problemas financieros, debido también a las deudas acumuladas por afrontar una expansión agresiva de sus vuelos y flotas.