Siria lanza una nueva aerolínea en plena guerra civil

Siria lanza una nueva aerolínea en plena guerra civil

Kinda Airlines se estrena el domingo con un vuelo a Kuwait ante el escepticismo general

Ignasi Jorro

Barcelona

29/03/2014 - 21:48h

Portal de Kinda Airlines
Ajena a los combates a lo largo y ancho del país, Siria presenta este domingo una aerolínea regional destinada a convertirse en “la compañía aérea estrella” de la nación árabe. Kinda Airlines se estrena este fin de semana con un vuelo inaugural entre Damasco y Kuwait, dispuesta a barrer el escepticismo general con el que ha sido recibida la noticia.

El proyecto nació en 2012 y un año después recibió la autorización comercial de la agencia de aviación siria. En un primer momento, Kinda Airlines tendrá dos aeronaves: un B737-400 y un A320, ambas alquiladas al operador privado Jordan Aviation.        
 
El objetivo final, dice Kinda, es “penetrar en el mercado aéreo en Oriente Medio"
 


Desde el domingo, Kinda volará al aeropuerto de la devastada ciudad de Alepo, al norte del país, además de a El Cairo y Alejandría (Egipto), Riad, Damam y Yeda (Arabia Saudí), Abu Dhabi, Dubai y Sarja (Emiratos Árabes Unidos), Bagdad (Irak) y Beirut (Líbano). En efecto, la compañía explica que “el primer año conectará con diez destinos”, a los que se unirán cinco ciudades más cada ejercicio.

Asimismo, a finales de 2014 la aerolínea ampliaría la flota con cuatro aeronaves más. El objetivo final, dice Kinda, es “penetrar en el mercado aéreo en Oriente Medio y crecer por encima de la media”.

Según el portal Ch-aviation, Kinda Airlines será la segunda aerolínea de bandera del país tras Sirian Air, antiguamente Syrian Arab Airlines. Con todo, la noticia ha sido recibida con escepticismo en las redes sociales. “Esto es real?” se preguntaba un usuario tras el anuncio del primer vuelo a Kuwait publicado por la agencia de noticias ANA.

No en vano, la guerra civil entre partidarios del régimen y la oposición en Siria ha afectado a los dos grandes aeropuertos del país. El de Alepo reabrió el pasado enero tras permanecer cerrado durante un año ante los fuertes combates por el control de la ciudad. A su vez, el aeropuerto de Damasco ha interrumpido operaciones en varias ocasiones ante la proximidad de las escaramuzas a las pistas.

La instalación permanece ahora abierta, pero casi todas las aerolíneas internacionales han suspendido las conexiones aéreas al país. Además, varias embajadas, como la de Reino Unido, desaconsejan viajar a Siria e instan a sus ciudadanos a “abandonar el territorio por cualquier medio a su alcance”.