El overbooking de las navieras provoca el caos en las Cíes

Las navieras que operan las rutas a Cíes dejaron a cientos de viajeros en tierra por superar el cupo de acceso fijado para las islas | EFE

El overbooking de las navieras provoca el caos en las Cíes

Las navieras exceden el cupo máximo de los visitantes permitidos en estas islas gallegas y dejan a los pasajeros varados en tierra

Equipo Cerodosbé

A Coruña

23/08/2017 - 13:59h

Las islas Cíes, un archipiélago de tres islas situadas en la boca de la ría de Vigo, en Galicia, sufren por el exceso de turistas que ha causado la sobreventa de pasajes de las navieras que realizan traslados hasta este parque nacional, que aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

Por su alto valor ecológico a estas islas sólo se permite la llegada de 2.200 visitantes diarios y 800 más que se pueden quedar en los campamentos autorizados. Pero cinco navieras han vendido demasiados pasajes por encima del cupo autorizado, y el overbooking ha llevado a que el fin de semana unos 2.000 turistas queden varados en tierra luego de haber comprado sus boletos. En los puertos de Vigo y Cangas se vivieron escenas de tensión entre los frustrados pasajeros, que obligó a la Policía Nacional y a la Guardia Civil  a intervenir para calmar los ánimos.

No es la primera vez que sucede estos casos de overbooking: la directora general de Patrimonio Natural de Medio Ambiente, Ana María Díaz López, dijo que el 3 y 5 de agosto se detectaron sobreventa de pasajes, y que pese a las advertencias, el pasado 19 de agosto se volvió a repetir la situación. "Se les avisó por correo electrónico y por whatsapp" de que no se iba a permitir que el domingo desembarcasen más personas que las que establece el cupo, dijo.

Además de los pasajeros varados, en las islas las embarcaciones tenían que esperar a que otras naves terminen de embarcar o desembarcar pasajeros porque su puerto no daba abastos con tantas persona. Además el incivismo de tantos visitantes aumentaba la presencia de basura suelta y la masificación causaba incomodidad entre los turistas.

Lluvia de denuncias

La actitud de las empresas les podrá salir muy cara. El gobierno gallego anunció que sancionará a las empresas infractoras, con multas que podrían llegar a los 200.000 euros. En poder de la Policía Nacional de Vigo obran tres denuncias, una de ella colectiva, contra una de las navieras que presta el servicio de transporte al Parque Nacional. Además hay más de 30 reclamaciones (alguna también colectiva) presentadas en los últimos días por los afectados ante el Instituto Gallego de Consumo.

Y la Xunta podría poner la guinda si finalmente decide llevar el caso ante la Fiscalía, para analizar si se cometió falsedad documental en la emisión de los pasajes.

El cupo de visitantes fue instaurado en 1994 y el año pasado se implementó  el código HQR en los billetes que están autorizados. Pero los controles del Parque pudieron constatar que se habían vendido pasajes sin ese código, infringiendo el límite de acceso a las islas.

Una naviera reconoce la venta excesiva de pasajes

De las cinco navieras que gestionan los viajes a las islas Cíes, solamente una llamada Piratas de Nabia , ha reconocido la empresa vendió billetes por encima del cupo permitido y ha asumido su "parte de responsabilidad", al tiempo que ha lamentado la "mala imagen" que se ha dado del servicio y el "daño" al Parque Nacional, dijo Luisa Leyenda, portavoz de la empresa.

Leyenda no ocultó que la Xunta se puso en contacto con las navieras para advertirlas de la sobreventa de billetes, que causó numerosos problemas a los viajeros este domingo y el lunes. "Fue así, no tiene sentido negarlo", aseguró, aunque también aclaró que Nabia optó por no embarcar a más pasaje cuando supo que no se permitiría el desembarco en Cíes. "Allí se dieron las explicaciones a los clientes y se les devolvió el dinero de los billetes al momento. Otros prefirieron asumir el riesgo y salir, para luego tener que volver", apuntó en alusión a Mar de Ons, otra de las compañías involucradas.

Tras estos acontecimientos, la compañía insta a la Xunta a sentarse con las navieras para tomar las medidas necesarias para impedir que esto vuelva a pasar. Mientras no se normalice la situación, Nabia anunció que no realizará viajes a las Cíes, con el fin de preservar, no solo la imagen de la empresa y de las propias islas, sino para "evitar problemas a los clientes".

Críticas al gobierno gallego

En cualquier caso, Luisa Leyenda ha señalado que la sobreventa de billetes "no es una novedad de este año, ni de los anteriores", por lo que se ha preguntado "por qué ahora" la Xunta se ha decidido a intervenir de forma drástica, impidiendo desembarcos y anunciando sanciones contundentes.

Desde las patronales también se han pronunciado. Los empresarios de Pontevedra han afeado al gobierno gallego el “haber mirado para otro lado” hasta ahora, al tiempo que le han exigido medidas urgentes para "dar un vuelco" a la "mala imagen" que se ha creado como consecuencia de los problemas de sobreventa de billetes a las Cíes.