La tragedia del B737 MAX-8 enciende las alarmas de las aerolíneas

Un Boeing 737 MAX-8 similar al caído en Etiopía. EFE

La tragedia del B737 MAX-8 enciende las alarmas de las aerolíneas

Ya cuatro países cancelan todos los vuelos operados con el B737, tras el segundo accidente en seis meses de este nuevo modelo de Boeing

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

11/03/2019 - 11:01h

Los dos accidentes del B737 MAX-8, ocurridos con seis meses de diferencia, golpearon duramente el prestigio de Boeing. Tras la caída de un avión de Ethiopian Airlines, los gobiernos de China e Indonesia, así como aerolíneas de Etiopía y Mongolia suspendieron todas las operaciones de este modelo hasta que consideren que la seguridad esté garantizada.

En octubre del año pasado un B737 similar propiedad de Lion Air se estrelló en el Mar de Java poco después de despegar del aeropuerto de Yakarta, lo que causó la muerte de 189 personas.

[Para leer más: Dos españoles mueren en el accidente aéreo de Etiopía]

El B737 es el avión que más rápido se ha vendido en la historia de Boeing, con más de 4.500 pedidos por parte de 100 operadores. El modelo -800 MAX, lanzado al mercado en mayo de 2017, tiene una gran demanda por compañías low cost por sus rendimientos más económicos.

Varapalo del gobierno chino

Uno de sus grandes clientes es China, que vive una acelerada expansión de su tráfico aéreo y que necesita a este tipo de aeronaves de pasillo único para sus vuelos domésticos e internacionales de medio rango.

Tras China, Etiopía y Mongolia se suman a los países que deciden dejar de volar con el B737 MAX-8 hasta que tengan garantizada la seguridad

Si bien todavía es muy temprano para determinar las causas del accidente, el gobierno chino prefiere pecar de precavido y anunció que dejará a todos los B737 MAX-8 en tierra.

"Dado que los dos accidentes están relacionados con los nuevos aviones Boeing 737-8 y ambos tuvieron lugar durante la fase de despegue, guardan ciertas similitudes", se aventuró a decir la Administración de Aviación Civil de China (CAAC), quien informó que la suspensión se mantendrá “hasta nuevo aviso”.

Las compañías chinas cuentan con 71 pedidos de este modelo de Boeing, y quedan otros 104 por entregar. El mayor cliente es China Southern Airlines, que vuela con 16 B737 MAX-8 y espera recibir otros 34 aviones.

Temor en Indonesia

Las autoridades aeronáuticas de Indonesia dieron la orden a las compañías del país que dejen en tierra sus B737 MAX 8 hasta que se realicen inspecciones que garanticen que están en condiciones de volar.

La preocupación del país del Sudeste Asiático es doble, porque la siniestrada Lion Air es de este país. Esta aerolínea cuenta con diez aviones de este tipo, y la low cost Garuda Indonesia tiene a un modelo de Boeing en su flota.

Garuda Indonesia señaló en un comunicado que hasta el momento no ha encontrado errores en la aeronave y aseguró que todos sus pilotos han realizado los entrenamientos necesarios para pilotar este modelo.

Etiopía también paraliza los vuelos

Boeing envió un equipo de técnicos a Etiopía para colaborar en la investigación de las causas del accidente del domingo. Los equipos de rescate lograron encontrar las dos cajas negras, que contienen las grabaciones en la cabina y la lectura de los instrumentos de a bordo hasta el momento del accidente.

Ethiopian Airlines es la aerolínea más grande de África y una de las más seguras del continente. El último accidente que había sufrido fue el 25 de enero de 2010, cuando un B737-800 cayó en algún punto del Mediterráneo cuando viajaba desde Beirut a Adis Abeba.

La compañía etiopíe cuenta con otros cuatro B737 MAX-8 y decidió, tal como China, no seguir operando con estos modelos hasta considerar que se cumplen con las condiciones de seguridad.

[Para leer más: La crisis de Lion Air revela las tensiones del crecimiento en Asia]

“Aunque no sabemos la causa del accidente, tuvimos que dejar en tierra esta flota en particular como medida de seguridad extra”, precisó Ethiopian Airlines en un comunicado.

Mongolia también deja en tierra al B737

Mongolia es el tercer país que en pocas horas decide dejar de operar los B737 MAX-8. La compañía estatal, MIAT Mongolian Airlines cuenta con un solo avión de este tipo, y tiene una órden de compra para recibir tres más.

Boeing decidió suspender la presentación oficial del B777X, que estaba programada para este miércoles en Seattle

La Autoridad de Aviación Civil de Mongolia dijo que este permanecerá en tierra hasta que la empresa estadounidense Boeing ofrezca algún tipo de directriz para garantizar la seguridad.

Norwegian los seguirá operando

Esta versión del B737 cuenta entre sus clientes a Aeroméxico, Copa, Norwegian Air, Aerolíneas Argentinas, Westjet, Air Canada y American Airlines, entre otras.

Norwegian, que tiene 15 aviones de este tipo en su flota, comunicó que seguirá operando con ellos con normalidad.

"Todos nuestros 737 MAX 8 volarán como siempre. Mantenemos un diálogo continuo con Boeing y nos adecuamos a sus recomendaciones y a las de las autoridades áreas", declaró en un comunicado el director de vuelos de la compañía noruega, Tomas Hesthammer.

Boeing suspende la presentación del B777X

Impactada por este funesto suceso, Boeing decidió suspender la presentación oficial del B777X, que se iba a realizar este miércoles en las instalaciones de Seattle.

“Ya encontraremos una nueva oportunidad de compartir nuestro nuevo avión con el mundo en un futuro próximo”, dijeron portavoces de Boeing, que aclararon que el programa de fabricación de este avión seguirá con su calendario.