Que nada nos quite el placer de viajar en los mejores trenes

El ferrocarril Bernina Express es uno de los viajes panorámicos más bonitos. Foto RHB

Que nada nos quite el placer de viajar en los mejores trenes

Gracias a los videos y otras tecnologías podemos sentir, aunque sea desde el salón, la experiencia de la velocidad y el encanto en estos trenes turísticos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

17/04/2020 - 17:41h

“Virtual”. Gracias a esa palabra en estas semanas de confinamiento hemos podido visitar museos, aprender sobre arte, bucear entre tiburones y escuchar conciertos. Y también podemos realizar viajes en tren en diversas partes del mundo, incluso en tiempo real.

Hay muchos blogueros de viajes que han elaborado videos que recopilan sus aventuras a bordo de un tren, pero también hay amantes de los rieles y las locomotoras, así como las compañías que ofrecen este servicio, que han subido a Youtube videos filmados en tiempo real de los viajes.

[Para leer más: Siete viajes virtuales para descubrir el mundo sin salir de casa]

Es cierto, hay que ser muy fanático para estar tres horas frente al televisor sintiendo la experiencia ser un maquinista. Y ni hablar si el viaje dura más de un día. Pero la idea es que cada uno elija un trayecto, lo vea de a ratos para sentir el vértigo de la velocidad y pueda contemplar el mismo paisaje que los demás pasajeros.

Luego es cuestión de saltar a otro recorrido, y así ir recorriendo por el mundo con este compendio de viajes en tren.

Ferrocarril costero del norte de Gales

El ferrocarril costero del norte de Gales comienza en la ciudad inglesa de Chester, y enfila hacia el norte hasta tocar la costa y girar en dirección al oeste, entre el mar y las colinas galesas.

 

El viaje se realiza en un convoy Rail Class 175, un servicio de pasajeros que solo se encuentra en el Reino Unido, en los que se pasa por debajo de puentes medievales, castillos imponentes con sus almenas, viaductos modernos (que el video se encarga de enseñar desde otro ángulo) y hasta pueblos de nombres imposibles como Llanfair PG (en realidad su verdadero nombre tiene 51 letras, que empiezan por Llanfairpwllgwyngyllgogery…)

De Bar a Bijelo Pole (Montenegro)

Desde la ciudad montenegrina de Bar, sobre el Adriático, este viaje de 3:26 horas atravesarán parte de los Balcanes.

El viaje de Bar a Belgrado son 476 km, pero este video solo muestra una tercera parte, el trayecto desde el Adriático a Bijelo Pole

En su periplo atravesará el túnel Sozina de 6,1 km y pasará por uno de los viaductos más altos de Europa, el Mala Rijeka. Y no son los únicos: quedarán otros 101 túneles y otros 96 puentes hasta llegar a Bijelo Pole.

 

Esta ruta es solo una tercera parte del trayecto de 476 km que comunica a la ciudad costera con Belgrado, la capital de Serbia.

Ferrocarril de Flåm (Noruega)

Este es un trayecto breve, solo 21 kilómetros, y uno de los más breves: tan solo 42 minutos de ascenso entre las montañas de Noruega.

[Para leer más: Cinco rutas en tren para explorar las profundidades del invierno]

El punto de partida es el pueblo de Flåm, que apenas supera los 350 habitantes, enclavado en el extremo de un fiordo noruego.

 

El convoy sube y sube hasta Myrdal, a 822 metros sobre el nivel del mar, punto final de un viaje donde se atraviesan unos 20 túneles.

Ferrocarril Central Andino

En Perú este ferrocarril une al puerto del Callao, en Lima, con la ciudad andina de Huancayo y el Cerro de Pasco.

[Para leer más: Andean Explorer: así es el tren de lujo que recorre el techo del mundo]

Es un viaje de 172 horas que llega hasta los 4.835 metros sobre el nivel del mar, una proeza de la ingeniería en la que se atraviesan 58 puentes, 69 túneles y unos seis zigzags.

El convoy demora 14 horas, y para evitar el tedio, estos videos proponen verlo en cuatro etapas, que abarcan desde Chosica, en el km 54, hasta la estación de Galera, en el km 173.
 

Estén preparados para el vértigo de viaductos como el Infiernillo, los ascensos entre Matucana y San Pedro, y de puentes que perforan los Andes a alturas inconcebibles.

Bernina Express

Por suerte en este viaje ha tocado un hermoso día de sol, ideal para disfrutar uno de los viajes panorámicos más bonito de Europa.

El punto de partida es la glamourosa ciudad de St.Moritz, en Suiza, y termina dos horas más tarde en tirano, en Italia.
 

En su recorrido el Bernina Express pasa por pequeños pueblos, macizos rocosos y lagos, como parte del ferrocarril más alto del continente. Y estén preparados para el viaducto de Brusio, un espectacular puente de piedra de forma helicoidal con unas impresionantes vistas al vacío.

Cremallera del cerro Pikes

Si hablamos de ferrocarriles en las alturas, en Norteamérica hay que conocer el tren de cremallera que lleva al cerro Pikes de Colorado, que transita en su punto máximo a 4.300 metros sobre el nivel del mar.

El tren cremallera del cerro Pikes es el que llega mayor altura en toda Norteamérica

Este viaje empieza en Manitou Springs y llega al famoso pico en pocos minutos. Eso sí: el video está realizado en cámara ultra rápida, para aquellos que tienen poco tiempo que perder.
 

Pero la ventaja es que las vistas son de 360 grados, por lo que no hay detalle que sea dejado de lado.