Uber acude a la UE para retomar sus servicios en España

Uber acude a la UE para retomar sus servicios en España

La firma estadounidense ha presentado una denuncia ante la Comisión Europea

Redacción

Barcelona

31/03/2015 - 14:00h

Protesta de taxistas en Madrid

Uber, la joven empresa que ofrece transporte de pago entre particulares, ha presentado una denuncia contra España ante la Comisión Europea. La compañía estadounidense tuvo que interrumpir la actividad en el territorio español el pasado diciembre después de la decisión de un juez de lo mercantil que atendió la demanda presentada por la Asociación Madrileña del Taxi.

Según recoge El País, la queja formal de Uber alega que la sentencia "protege el monopolio tradicional del taxi" y lastra sus intereses y los de los consumidores. En declaraciones al mismo diario, Mark MacGann, director del departamento legal de la compañía, explica que "España representa un extremo de la regulación" entre los países europeos, al ser "el único donde realmente se ha prohibido el servicio". 

http://www.02b.com/es/img2/2015/03/uber-taxi-madrid-14262.jpg

La aplicación en la que basa su negocio la firma estadounidense siguió activa en España unos días después de la decisión del juez, pero el auto obligó a las operadoras de telecomunicaciones y a las entidades de pago a bloquear finalmente el acceso a Uber.

¿Servicios de transporte o electrónicos?

La reclamación de la empresa estadounidense está fundamentada en que la compañía no se dedica al transporte de personas, sino a la intermediación electrónica. "Ofrece un servicio social, un servicio de conexión entre personas que deseen compartir su coche", según el escrito presentado. Con todo, la empresa sí recibe una comisión del 20% de la tarifa pagada por el usuario en cada trayecto.

Uber aspira a recibir el mismo tratamiento que las empresas que comercializan vuelos de terceros a través de internet, incluidas en el marco regulatorio de los servicios electrónicos de la sociedad de la información, y no en el de transportes. A mediados de febrero, varios representantes de los taxistas españoles se reunieron con europarlamentarios para evitar que la empresa encontrase resquicios legales como el citado y pudiese regularizar la situación en nuestro país.