Uber: el futuro del taxi pasa por el helicóptero eléctrico

Prototipo Hyundai de taxi volador. Foto Etienne Laurent | EPA | EFE.

Uber: el futuro del taxi pasa por el helicóptero eléctrico

La compañía de viajes compartidos y el fabricante automovilístico Hyundai desarrollan un sistema de taxis aéreos basado en helicópteros eléctricos

Mar Nuevo

Madrid

07/01/2020 - 10:56h

Que la última batalla del taxi no se librará en el suelo sino en el cielo se hace cada vez más real, a medida que diferentes compañías, desde fabricantes de coche de lujo a empresas aeroespaciales aceleran por desarrollar sus prototipos. La última, la automovilística Hyundai, que construirá para Uber un helicóptero totalmente eléctrico que llegará al mercado en 2023.

Según el acuerdo, Hyundai se encargará de la fabricación de los vehículos, que ya tienen nombre -S-A1- y que serán 100% eléctricos. Podrán alcanzar 290 km/h de velocidad y recorrer distancias de hasta 100 km, por lo que se especializarán en trayectos cortos de alrededor de 30 minutos.

Con una velocidad de 290 km/h, los nuevos taxis aéreos, totalmente eléctricos, tendrán autonomías de hasta 100 km

Uber, por su parte, aportará la logística del servicio: básicamente la plataforma que servirá para conectar a los conductores (o, en este caso, pilotos) con los pasajeros, y gestionará la llegada y recogida de usuarios en los helipuertos.

[Para leer más: Los taxis aéreos de Uber conquistan los cielos de Manhattan]

Según dieron a conocer ambas compañías durante el Consumer Electronics Show (CES), la mayor feria de tecnología de consumo del mundo que se celebra hasta el próximo 10 de enero en Las Vegas (Nevada, EEUU), las primeras pruebas de este nuevo taxi aéreo se realizarán este mismo año, para desplegar completamente el servicio en 2023.

Jaiwon Shin vicepresidente y jefe de Urban Air Mobility de Hyundai en el CES. Foto EPA EFE

Jaiwon Shin vicepresidente y jefe de Urban Air Mobility de Hyundai en el CES. Foto: Etienne Laurent | EPA | EFE.

Taxi aéreo en Manhattan

Con este vehículo Uber da un paso en la carrera por el transporte compartido aéreo, un campo en el que ya ofrece servicios, concretamente en Manhattan. Así, y desde el pasado mes de julio, la compañía conecta la céntrica isla neoyorquina con uno de los aeropuertos que dan servicio a la ciudad, el John F. Kennedy, con un precio por trayecto de entre 200 y 225 dólares.

Uber y Hyundai esperan introducir masivamente sus taxis voladores en 2023

Bautizados como Uber Copter, y encuadrados en la división Uber Elevate, los helicópteros realizan habitualmente vuelos desde las 14:00 a las 18:00 horas de lunes a viernes y permiten sortear el congestionado tráfico de Manhattan hacia el aeropuerto de Nueva York-JFK en unos ocho minutos.

Aunque inicialmente se ofrecían tan solo a los miembros de las categorías Platino y Diamante del servicio, el pasado mes de octubre la compañía extendió el servicio a todos los usuarios de su aplicación.

Así, y con solo hacer un clic, se reserva tanto la recogida de un coche de Uber en el domicilio, oficina u hotel, el vuelo, y el traslado desde la plataforma de helicópteros en el aeropuerto, cerca de la terminal 8, hasta la terminal donde tenga que hacer el check-in.

Los helicópteros de Uber tardan ocho minutos en llegar desde Manhattan hasta el aeropuerto de Nueva York-JFK. Foto: Uber.

Los helicópteros de Uber tardan ocho minutos en llegar desde Manhattan hasta el aeropuerto de Nueva York-JFK. Foto: Uber.

En total, el recorrido -incluyendo la parte terrestre- puede llegar a alcanzar la media hora de duración, frente a la hora larga (incluso dos) que puede tomar el servicio por carretera, o en otros medios de transporte como los trenes o el metro.

Incluidos los traslados por tierra hasta el helipuerto en Manhattan y la terminal del aeropuerto JFK, el trayecto ronda la media hora de duración

Estos helicópteros, operados por dos pilotos, pueden dar servicio hasta a cinco personas aunque también tienen algunas limitaciones. Por ejemplo, a bordo solo se puede llevar una maleta pequeña, por lo que si se viaja con mucho equipaje se debe despachar por otra vía.

Tal y como sucede con los coches, técnicamente no es Uber quien ofrece el servicio, sino una tercera empresa, Heli Flite Shares, que dispone de dos helicópteros Bell 430 de dos motores con detalles exclusivos como sillones con asientos de cuero.