"Uber quiere montar su propio monopolio"

"Uber quiere montar su propio monopolio"

Antonio Cantalapiedra, director general en España y Portugal de Mytaxi, repasa la actualidad de las tecnológicas del sector del transporte en un acto organizado por Delvy y Economía Digital Ideas

Pablo Jiménez

Barcelona

14/04/2016 - 23:35h

Antonio Cantalapiedra (izq.), director general de Mytaxi, durante el evento CEOTalks, en Barcelona / Delvy

La irrupción de empresas tecnológicas es el gran desafío al que se enfrenta el sector del transporte. El ruido generado en torno a Uber en ocasiones oculta otros modelos, que también han penetrado con fuerza en las calles de las grandes ciudades, también en las españolas. Este es el caso de Mytaxi, la principal app para pedir un taxi que hoy funciona en nuestro país.

Más de 5.000 taxistas y en torno a un millón de usuarios es la carta de presentación Antonio Cantalapiedra, director general de la compañía para España y Portugal, y protagonista este jueves de una nueva edición de CEOTalks, ciclo impulsado por Delvy y Economía Digital Ideas.

Los métodos de Uber

Aunque considera a Uber un compañero de viaje más hacia esta nueva movilidad urbana, Cantalapiedra se muestra muy crítico con las formas y el método que en los últimos años ha utilizado la multinacional estadounidense.  "Han seguido una estrategia demasiado agresiva, incluso sucia, al entrar en algunos países", asegura.

"No estoy a favor de romper las leyes", continúa. Tras ser prohibida en 2014 por competencia desleal, Uber volvió a España en marzo pasado bajo un nuevo modelo, que incluye una flota de conductores con licencias VTC. Un cambio que no ha evitado nuevas protestas del colectivo de taxistas.

Dentro de este conflicto, Cantalapiedra se muestra categórico y utiliza, a la inversa, uno de los argumentos de los que más echa mano Travis Kalanick, CEO mundial de Uber. "Kalanick quiere montar su propio monopolio", asegura este directivo español.  

Servicio para taxistas y clientes

La estrategia de Mytaxi es otra y pasa precisamente por funcionar como una plataforma útil para taxistas y clientes. La app pone en contacto a ambas partes, con el gancho de agresivos descuentos (la compañía ofrece 20 euros gratis para los nuevos usuarios en España), algo que también le ha provocado problemas legales en Alemania, país de origen de la empresa.

Una estrategia, con todo, que sólo es posible gracias al "músculo financiero" que les otorga la presencia detrás de uno de los gigantes del mundo del motor, reconoce Cantalapiedra.

Compra por Mercedes

En 2014, el grupo Daimler AG – Mercedes Benz compró esta start up que entonces contaba con cinco años de vida. Una operación que, en opinión de este directivo español, demostró cómo los grandes fabricantes se han percatado "de que las soluciones de movilidad urbana es donde está el negocio". "¿Qué sentido tiene tener un coche en las ciudades?", se pregunta.

Expansión en Europa

Tras llegar a Barcelona en 2012 coincidiendo con el Mobile World Congress, Mytaxi se ha expandido en los últimos años a Madrid, Valencia y Sevilla, grandes urbes donde la demanda de taxis ofrece a esta tecnológica la oportunidad de seguir creciendo.

De cara al futuro a medio plazo, Cantalapiedra asegura que el objetivo pasa por convertirse en el "referente en Europa", por delante de competidores como Hailo, su gran contrincante en el mercado español. Para ello, pretenden entrar en "más ciudades en España y en Portugal e Italia" –los otros dos países del sur de Europa donde funciona—y crecer en el norte y este del continente.