Uber vuelve a BCN con el sector del taxi en guerra

Uber y Cabify ganan una batalla en su guerra contra el Gobierno. Imagen de una protesta de taxistas (EFE).

Uber vuelve a BCN con el sector del taxi en guerra

Uber vuelve a operar en Barcelona con voluntad de "romper la dinámica del conflicto" con los taxistas, que la acusan de competencia desleal

El servicio de transporte Uber vuelve a Barcelona este martes tres años después de abandonar la ciudad. La compañía asegura que lo hace con intención de "romper la dinámica del conflicto", en palabras de su director en España, Juan Galiardo Sosa.

La plataforma aterrizó en abril de 2014 en la capital catalana y se retiró en diciembre del mismo año, tras el dictamen de un juez que decretó el cierre de la aplicación porque sus conductores no tenían autorización para transportar viajeros. Ahora la empresa estadounidense corrige el tiro y opera con licencias VTC, de alquiler de vehículos con conductor profesional.

Según Uber, durante los tres años que estuvo ausente recibió miles de mensajes de sus usuarios que pedían por su regreso. 
 

"Somos conscientes de que cometimos errores en el pasado al llegar a España, pero esta vez queremos hacer las cosas bien", subraya Galiardo. El servicio que llega a Barcelona ya funcionaba en Madrid desde hace dos años y ha encendido al sector del taxi, que acusa a Uber de competencia desleal. 

Tarifa mínima de 5,5 euros por viaje

El precio de partida en Barcelona de la compañía de transporte es de 0,16 euros por minuto, con una tarifa mínima de 5,5 euros por trayecto. La tarifa por kilómetro es de 1,42 euros. La empresa asegura que un millón de personas abrieron la aplicación de Uber en Barcelona en 2016 pese a que el servicio no estaba operativo, muestra del interés que entienden que existe en emplear su servicio.

"Barcelona es una ciudad muy especial para Uber y esta vez queremos hacer las cosas bien. Creemos que Uber puede formar parte de la solución al gran reto de la movilidad sostenible para la ciudad y esperamos trabajar de la mano del Ayuntamiento, de la Generalitat y del sector del taxi para, entre todos, conseguir que cada día más barceloneses dejen su coche en casa", añade Galiardo.

Siguiendo el modelo Cabify 

Uber enfatiza que todos los vehículos que funcionarán a partir de ahora por medio de su aplicación cuentan con autorización VTC. Además, los profesionales que trabajen dentro de la empresa están dados de alta como autónomos, tienen en regla sus antecedentes penales, la vigencia del seguro y la ficha técnica del vehículo, tal como lo hace Cabify, única plataforma que por el momento operaba en la ciudad a través de licencias VTC.