Un avión circulaba en contra dirección en la última colisión en Barajas

Un avión circulaba en contra dirección en la última colisión en Barajas

El informe de Aviación Civil revela que el Servicio de Dirección de Plataforma conocía que la nave había tomado una pista errónea

Gabriel Trindade

14/12/2012 - 22:13h

El avión de Orbest que colisionó con uno de Air Europa en la plataforma sur del aeropuerto de Madrid-Barajas el pasado 6 de octubre circulaba en contra dirección. La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) ha publicado un informe provisional sobre el accidente que tuvo lugar en espacio aéreo no-controlado a cargo del Servicio de Dirección de Plataforma (SDP) --gestionado por Ineco-- donde se indica que la aeronave circulaba por una rodadura que no debía.

El avión de Orbest tomó el carril l7 sentido norte cuando esa pista es de uso exclusivo en sentido sur, como se indica en el plano oficial del aeródromo. Pese a que el informe no detalla quien permitió a la nave pasar por ese camino, sí indica que el avión de Air Europa tenía órdenes de ceder el paso. Por lo tanto, se deduce que el SDP estaba como mínimo enterado de que el aparato iba en contra dirección.

El choque


Según se detalla en el avance del informe, el Airbus A-330-200 de Air Europa inició el retroceso desde la posición de aparcamiento T3 de la Terminal 1 a las 15:38 horas. “A los pocos segundos y ante la aparición de una aeronave rodando por detrás, por la calle I7 en sentido norte, se detuvo el retroceso”. Según el documento, el avión de Orbest golpeó con su winglet izquierdo el cono de cola y el timón de profundidad derecho de la aeronave detenida.

Esta versión añade más confusión a lo sucedido ya que no acaba de casar con la que AENA dio en un primer momento. Según se informó justo después del accidente, el avión de Air Europa tenía orden de esperar un momento antes de realizar el push back –remolque marcha atrás--. El piloto había recibido el mensaje pero igualmente llevó a cabo la maniobra. Según fuentes del aeropuerto de Madrid, una posibilidad es que el comandante decidió efectuar el movimiento porque sólo vigilaba la dirección habitual por la que circulan los aparatos –por lo que no había ningún avión a la vista--.

El resultado

La aeronave de Air Europa sufrió daños que exigieron la sustitución del timón de profundidad derecho y sus dos servo-actuadores. La aeronave de matrícula EC-JHP sufrió la rotura del winglet izquierdo. Ambas aeronaves quedaron en tierra para su reparación. No hubo ningún herido entre los pasajeros o las tripulaciones de las aeronaves. Ambas compañías reubicaron a sus clientes en otros vuelos.

El accidente alimenta la polémica que azota a los controladores aéreos en estos momentos. La privatización que AENA está llevando acabo en algunas torres de control y servicios de los aeropuertos ha alarmado al principal referente sociolaboral del sector, la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA). De hecho, este ente ya se ha manifestado varias veces sobre los hechos acaecidos.