Un piloto de Alaska Airlines, a juicio por volar borracho

Un piloto de Alaska Airlines, a juicio por volar borracho

David Hans Arntson elevó el alcoholimetro hasta 0,142 mientras el límite se queda en 0,10

02B

Barcelona

22/01/2016 - 18:22h

Un avión de Alaska Airlines.

¿Tienes miedo a volar? Pues no sigas leyendo. La fiscalía estadounidense ha acusado a un piloto de Alaska Airlines por manejar un avión bajo los efectos del alcohol en 2014. Según la ley federal, el máximo que puede acreditar un conductor de aeronaves es de 0,10. David Hans Arntson elevó el alcoholímetro hasta los 0,142, informa el Daily Express.

El capitán, ya jubilado, voló desde San Diego a Portland y, posteriormente, de la ciudad de Oregon a Orange County, California, el 20 de junio. Cuando aterrizó, le esperaba un control antidroga, en el que dio positivo.

De ser declarado culpable, se enfrenta a penas de hasta 15 años de cárcel.

"No tenía ni idea"

Arnston aseguró al Departamento de Transporte americano que "no tenía ni idea" de los motivos por los que no pasó la prueba e insistió en que no había estado bebiendo. Por su lado, Alaska Airlines despidió al piloto por "faltas sensibles a la seguridad". Posteriormente, él se retiró por motivos médicos.

Pese a tratarse de un caso excepcional, no es la primera ocasión que se encuentra a un capitán volando bajo los efectos del alcohol. El año pasado se encarceló durante nueve meses a un británico tras pilotar un avión chárter entre España y Norwich con una dura resaca. Venía precedida de una borrachera de tres días, aseguró.