Una llamada perdida aporta nuevas pistas de la localización del MH370

Una llamada perdida aporta nuevas pistas de la localización del MH370

Los nuevos datos sugieren que el B777 viró hacia el sur antes de lo que se creía

Ismael García Villarejo

Madrid

28/08/2014 - 13:05h

Llega información que aporta una pista adicional al misterio que rodea la desaparición del vuelo de Malaysia Airlines MH370. Una llamada perdida, realizada a través del satélite, sugiere que el aparato habría virado hacia el sur antes de lo que se creía, informa el gobierno australiano. A pesar de los nuevos datos, el área de búsqueda en el océano Índico "sigue siendo la misma", según el viceprimer ministro del país, Warren Truss.

Se ha explicado en rueda de prensa que poco después de que el Boeing 777 (B777) desapareciera, el 8 de marzo, personal de tierra de Malaysia Airlines trató de contactar con los tripulantes a través de una llamada vía satélite. No tuvieron éxito, pero el posterior análisis de los datos ha dado mejores indicaciones sobre la posición del avión y, por tanto, de la ruta que sobrevolaba.

Radares y satélites

El MH370 desapareció con 239 personas a bordo, cubría el trayecto entre Kuala Lumpur (Malasia) y Pequín (China). La operación de búsqueda, la mayor de este tipo según Australia, se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para las autoridades de los países implicados. Los restos del avión siguen sin aparecer.

Los mejores expertos internacionales se han basado en información de radares de toda la zona y de los satélites para trazar el supuesto rumbo que seguía el B777 antes de desvanecerse. Se concluyó que terminó hundido en una zona remota del sur del Índico, lejos de la costa oeste de Australia. Los nuevos datos provenientes de la llamada perdida parecen confirmar el perímetro de esta vasta área marítima.

Zona de búsqueda

Parte de la información que los analistas tienen ahora sugiere que los trabajos de localización deberían concentrarse más al sur. El nuevo descubrimiento parece ambiguo, pero los expertos señalan que afinar al máximo es trascendental puesto que se busca el MH370 en 60.000 kilómetros cuadrados. Es decir, el doble que la superficie de Cataluña (32.000 kilómetros).

El próximo mes se sumergirán tres submarinos para comenzar a explorar bajo la superficie del mar. Estarán equipados con los sonares más sofisticados del mundo. El proceso puede durar un año más. La localización del vuelo de Air France que se estrelló en las costas de Brasil se extendió dos años aunque se encontraron restos flotando de la cola del avión.

Volcanes submarinos

Los submarinos encaran, además, un fondo oceánico más accidentado que el que se escudriñó en el Atlántico por el avión europeo. Esta vez se deberán revisar volcanes submarinos y cordilleras de 6.600 metros de profundidad. De hecho, gran parte de la zona donde supuestamente se ha hundido el MH370 no se había cartografiado. Australia mandó varios buques que han mapeado esa franja del Índico, hasta ahora desconocida.

El coste del rescate submarino incrementará la factura total otros 48 millones de euros. Malasia, China y Australia se reparten la inversión, aunque los dos primeros soportan el grueso del importe: el avión es malasio, pero el mayor número de pasajeros eran ciudadanos chinos.