Una nueva ventanilla de avión recargará las baterías de los gadgets

Una nueva ventanilla de avión recargará las baterías de los gadgets

El sistema se basa en capas de células solares que transformarán la radiación a gran altitud en voltios

Ismael García Villarejo

Madrid

27/04/2015 - 13:57h

B/E Aerospace ha patentado un nuevo tipo de ventanilla que está llamado a terminar con la ansiedad del pasajero por recargar las baterías de los dispositivos móviles. Los premios Cristal Cabyn han reconocido el invento como la mayor evolución del año para la industria. La base del invento es sencilla: canalizar la energía solar hacia un dispositivo externo de USB, al que se unirán los gadgets con necesidad de vatios. Los viajeros que han volado en B787 estarán familiarizados con el tipo de ventana, aunque éstas aún no sirvan para canalizar electricidad.

El nuevo sistema se conoce como Eclipse solar. "Aporta energía directamente a los pasajeros donde no existe", afirma B/E Aerospace. "Las células solares de película delgada súper eficientes, integradas en la cortina de la ventanilla, convierten la radiación solar disponible en la altitud de crucero en potencia de hasta 44 vatios", aseguran los desarrolladores. ¿El resultado? Eclipse solar evita a los pasajeros el fenómeno que se ha dado a conocer como "la ansiedad de la batería".

Ansiedad de la bateria

Los clientes de las aerolíneas demandan enchufes a bordo. La mayor parte de ellos viajan con más de un dispositivo. La proliferación de las conexiones wifi y el entretenimiento inalámbrico ha disparado este tipo de "ansiedad". La escasez de enchufes en los aeropuertos y los menores tiempos de conexión son otros de los factores que generan las nuevas necesidades. Las compañías más avanzadas han introducido conexiones en los asientos. Sin embargo, certificar las tomas eléctricas supone un proceso complejo y caro.

La nueva cortinilla está llamada a resolver el problema en los aviones que se están desarrollando. Boeing es el fabricante que más innovación ha generado alrededor de esta parte del avión. Los B787 cargan un gel en las ventanas que permiten regular la cantidad de luz que entra. Se ha abandonado la lámina que cubría los huecos, de modo que el aparato reduce la posibilidad de fatiga en el fuselaje, minimiza el ruido y permite una experiencia personalizada al pasajero.

Nueva generación de ventanillas

La nueva generación de ventanillas está preparada en el laboratorio para subsanar la deficiencia de tomas de corriente a bordo. Los premios Crystal Cabin, que presenta un jurado compuesto por ingenieros de primer nivel, reconocen además que el desarrollo de B/E Aeorospace contribuirá a reducir el impacto medioambiental. Las tabletas, ordenadores y telefónos se enchufarán, literalmente, a los rayos solares sin generar residuos.