Villar Mir insinúa que Álvarez buscó sobrecostes en el AVE

Villar Mir insinúa que Álvarez buscó sobrecostes en el AVE

OHL asegura que “desconoce” el destino de 140 millones admitidos en obras “adicionales” en Cataluña

Ismael García Villarejo

Madrid

12/05/2014 - 13:37h

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, y el recién nombrado consejero de la sociedad, Josep Piqué
La sombra de la duda relativa a los sobrecostes en las obras del AVE a Barcelona vuelven a ennegrecer la gestión de la ministra socialista Magdalena Álvarez.

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, ha dado detalles relativos a los trabajos que desempeñó el grupo en el tramo conflictivo, que une El Hospitalet con Barcelona.  
 
La constructora afirma que nadie le ha pedido información sobre los sobrecostes de las obras
La firma, que este lunes celebra junta de accionistas, admite que cobró 214 millones, pero asegura desconocer el destino o siquiera “la existencia” de otros 140 millones.

El Tribunal de Cuentas asume que Fomento abonó 354,7 millones por los trabajos. El concurso original presupuestó un tercio, 107 millones. El organismo no ha solicitado información en su investigación a la constructora.

Villar Mir ha revelado que mantuvo varias reuniones con la ministra Álvarez y con el ex presidente de Adif, Antonio González. El objetivo de las mismas era advertir de que “la realidad geológica del terreno” impediría desarrollar las obras según las especificaciones del concurso.

“Técnicamente era de diagnóstico fácil: había que hacer auténticas presas subterráneas y no muros de hormigón. El proyecto original no estaba adaptado a la realidad del terreno”, ha explicado el empresario. La recomendación de OHL fue usar una tuneladora. 
 
Álvarez y González no aceptaron la propuesta técnica de OHL para evitar los sobrecostes
El coste a precio cerrado de la alternativa era de 125 millones, con riesgo mínimo de incidentes y con una reducción de dos meses en los plazos de entrega --siempre según la versión de OHL--.

Álvarez y González, “que carece de cualquier conocimiento relativo a la ingeniería”, se opusieron a la alternativa, más eficiente para la constructora, e insistieron en mantener el plan original a pesar de las numerosas advertencias relativas a los sobrecostes y trabajos adicionales.

Con el 90% del proyecto ejecutado, en octubre de 2007, Alvárez sustituyó OHL por Sacyr, que usó “los mismos medios, instalaciones y subcontratistas” que el grupo de Villar Mir para terminar el túnel del AVE.