¿Volar a Canarias por 11,45 euros? Guerra de precios en los billetes a las siete islas

¿Volar a Canarias por 11,45 euros? Guerra de precios en los billetes a las siete islas

Las aerolíneas ponen los billetes a precios de derribo por la llegada de Norwegian y el aumento de oferta

Ignasi Jorro

Barcelona

24/09/2015 - 20:00h

Imagen del aeropuerto de Tenerife Sur

¿Puedo volar de Madrid a Canarias por 11,45 euros? Si es residente, a partir de noviembre sí. Si no lo es, la ida le costará unos muy razonables 22,99 euros. La llegada de nuevas aerolíneas a las siete islas ha desatado una guerra de precios  que ha dejado los billetes a precio de derribo.

Las aerolíneas consultadas ven el tijeretazo como "normal", ya que el aumento de la competencia "hace que cada operadora quiera ganar cuota de mercado". El más agresivo está siendo Ryanair, con billetes a partir de 22,99 euros de Madrid a Tenerife, la mitad con el descuento de residente. 

"Bajarán aún más"

La agresiva política de las compañías se agudizará más, según Alberto Bernabé, consejero de Turismo del Cabildo de Tenerife. "Hasta ahora teníamos una anomalía: precios altos y aviones con ocupación alta. Con el aumento de capacidad de algunas compañías y la apertura de rutas con la Península, los precios bajarán", explica a 02B

Image and video hosting by TinyPic


El consejero se refiere a la entrada de Norwegian Air Shuttle al archipiélago. La compañía escandinava abrirá el 25 de octubre vuelos diarios de Madrid, Barcelona y Málaga a Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura. Además, Iberia Express operará en invierno una nueva ruta con Tenerife Sur.

Vueling, por su parte, ha reforzado capacidad hasta el archipiélago con el uso de los nuevos Airbus A321 en las rutas de verano. "Es un aumento de capacidad del 25%", recuerda una compañía rival. 

No sólo el precio

La patronal de aerolíneas Aceta rechaza comentar sobre políticas de precios, pero subraya que el precio "sólo es un factor más a la hora de elegir aerolínea para volar". La unión de aerolíneas nacionales recuerda que la "competencia en aviación es feroz", pero que los viajeros son cada vez más exigentes y piden "billetes adaptados a sus necesidades".