Vueling aprovecha el tirón del turismo ruso todo el año

Vueling aprovecha el tirón del turismo ruso todo el año

La aerolínea incrementa el 139% su oferta en la programación de invierno por la desestacionalización

Gabriel Trindade

Barcelona

18/09/2013 - 20:55h

El presidente de Vueling, Álex Cruz.
El invierno en España no asusta al turismo ruso. Bien lo sabe Vueling, que en su programación para los próximos meses ha decidido apostar fuerte por ese mercado e incrementar su oferta en un 139% respecto al mismo periodo del año pasado.

La aerolínea, propiedad de International Airlines Group (IAG), ha incrementado las frecuencias entre Barcelona, su principal base, y Moscú e incluso ha añadido una nueva ruta a San Petersburgo. Vueling, además, ha reforzado conexiones del gigante euroasiático con Málaga y Alicante.

A partir del próximo 27 de octubre, la compañía pone a disposición de sus clientes dos vuelos diarios a Moscú desde el aeropuerto de El Prat (excepto domingos y lunes, que contarán con una sola frecuencia). A San Petersburgo, la aerolínea liderada por Álex Cruz volará los martes y los sábados.

¿A qué se debe esta apuesta por el mercado ruso? A la desestacionalización del turismo. Fuentes del sector indican que los ciudadanos ese país siguen viajando a España con cierta afluencia en temporada baja.
 
La Agència Catalana del Turisme confirma el cambio de tendencia en temporada de invierno

La afirmación es compartida por la Agència Catalana del Turisme (ACT). Interlocutores del organismo público confirman que existe un cambio de tendencia entre los visitantes provenientes de Rusia. “Han empezado ha priorizar las pequeñas escapadas durante todo el año”, explican.

Estos viajes no se trata únicamente de City Breaks. La ACT indica que visitan todo el territorio catalán, dando mucha prioridad a las visitas culturales. Al igual que en veranos, el perfil de este turismo es familiar.

Cataluña es la zona predilecta de este mercado. Podría superar el millón de visitantes rusos este 2013 (el año pasado, la cifra se situó en 800.000).

Por su parte, Turespaña estima que el país cerrará el año con un incremento del 30% de este mercado respecto al 2012. En total, 1,2 millones de visitantes procedentes de ese país viajaron a España ese año.