Vueling encamina un acuerdo con el recelo de los pilotos

Vueling encamina un acuerdo con el recelo de los pilotos

La compañía examina la propuesta de los trabajadores que rechazó hace tres meses

Carles Huguet

Barcelona

17/06/2015 - 13:00h

Un A320 de Vueling

La reunión del pasado martes entre los pilotos de Vueling y los responsables de la aerolínea sentó las bases de un posible acuerdo para rebajar la tensión que vive la compañía. El modelo de negocio que presentaron los representantes de la plantilla en la sede de Roma gustó en la cúpula directiva y funcionará como base para llegar a un pacto definitivo. Sin embargo, los sindicatos recelan: El proyecto es el mismo que fue deshechado tres meses atrás. "El mensaje de optimismo que transmite la empresa es para tener la asamblea de los trabajadores (el lunes) tranquila", sentencian desde SEPLA.

Después de que la compañía anunciará que los trabajadores de Italia no se amparaban bajo el actual convenio colectivo, el sindicato SEPLA amenazó con paralizar su actividad y emprender una serie de medidas legales. A tenor de lo expresado por Vueling, los trabajadores en el país transalpino disfrutarán de un texto equivalente al español. Los pilotos, en cambio, dudan de la voluntad real de cambio y lamentan que la base en Roma es sólo la punta del iceberg de un paquete de demandas.

Las negociaciones se encuentran todavía en fase inicial, y no hay previsto otro encuentro en el calendario. Pese a ello, la plantilla avisa: "Vamos a negociar el pastel entero, no sólo una pequeña parte. El fantasma de la huelga sigue presente.