Vueling estrena en El Prat los nuevos Airbus A320

Vueling estrena en El Prat los nuevos Airbus A320

La aerolínea podrá operar nuevas rutas a destinos más lejanos porque estas aeronaves necesitan menos combustible para volar más lejos

Redacción

22/03/2013 - 14:51h

Vueling cuenta desde este viernes con aeronaves más eficientes en su flota. Ha estrenado en El Prat (Barcelona) el primero de los ocho nuevos Airbus A320 que ha adquirido. Estos aviones cuentan con unos alerones más avanzados, denominados Sharklets, que garantizan un menor consumo de combustible y una importante reducción en las emisiones de CO2 por su diseño perfeccionado en la aerodinámica.

Concretamente, se trata de una prolongación de 2,4 metros hacia arriba de la parte final de las alas de los aviones. Esta innovación tecnológica mejora las prestaciones en vuelo, en el despegue y en el aterrizaje.

Más rutas

Vueling es la primera aerolínea del sur de Europa en incorporar esta tecnología como parte de su flota de 70 aviones. El Airbus A320 abre la puerta a inaugurar nuevas rutas a destinos más lejanos, ya que permite volar más millas con el mismo tanque de combustible.

Desde la compañía también destacan que mejora el servicio en rutas cortas. Este avión requiere de menos combustible, es más ligero y puede cumplir con mejor nota las ratios de puntualidad (en Vueling es del 87%). Además, como el motor opera a menor potencia en el despegue y el aterrizaje, hace menos ruido. La aerolínea presidida por Josep Piqué propone que sea una solución para los aeropuertos con restricciones sonoras.

Finalmente, destaca el nivel de eficiencia interna que proporcionan los Sharklets. Los motores padecen menos, por lo que su desgaste es menor y necesitan menos mantenimiento.

Mejoras a bordo

La compra de los Airbus A320 se incorpora en el plan de mejorar los productos y servicios de Vueling. La aerolínea de Piqué también tiene en marcha un programa para permitir conexión a Internet vía Wifi en sus vuelos y trabaja en una nueva configuración de asientos de las primeras filas, que tendrán más distancia entre ellos. Su objetivo es poner en énfasis las necesidades de los pasajeros de negocios.

De forma paralela a la mejora del portafolio de servicios a bordo y seguridad aérea, Vueling libra una batalla contra la oferta pública de adquisición (OPA) lanzada por el gigante IAG. Por el momento, el consejo de administración ha rechazado la operación por insuficiente.