Vueling mantiene su estrategia en BCN pese a sus nuevos dueños

Vueling mantiene su estrategia en BCN pese a sus nuevos dueños

La aerolínea descarta apostar por Barajas por la presencia de Iberia Express y por la falta de oportunidades

Gabriel Trindade

15/05/2013 - 13:43h

Piqué, Cruz y Walsh. ARCHIVO
Vueling sólo tiene ojos para Barcelona. Al menos, por ahora. La aerolínea presidida por Josep Piqué no tiene entre sus prioridades crecer en Barajas o Heathrow, hubs de las dos compañías que integran International Airlines Group (IAG), sus nuevos propietarios. Tampoco es una petición del holding que integran Iberia y British Airways, tal y como ha explicado este lunes el consejero delegado de Vueling, Álex Cruz.

Eso sí, todo es posible para la aerolínea con sede en El Prat. “En caso que nos lo pidan, estamos preparados”, ha comentado el directivo.

Barajas sigue lejos

Cruz ha indicado que existen dos motivos de peso por los que Vueling se mantiene lejos del aeropuerto de Barajas: la presencia de Iberia Express y la falta de oportunidades para nuevos destinos. “Madrid es un destino, no un origen”, ha asegurado.

El consejero delegado ha indicado que IAG ya tiene una aerolínea en Barajas que se ocupa de realizar los vuelos de corto y medio radio. En este sentido, ha indicado “dejemos que Luis Gallego [nuevo consejero delegado de Iberia] trabaje en reorganizar la empresa”, ha indicado.

Falta de oportunidades en Madrid

Además, ha indicado que para Vueling es difícil encontrar oportunidades de negocio desde Madrid. Cruz ha señalado que en Barajas “siempre hay como mínimo dos aerolíneas que cubren cualquier destino”.

Pese a ello, la aerolínea no se resigna. Este verano ha encontrado al menos un nicho de mercado. Además de los vuelos que ya opera habitualmente, como pueden ser Barcelona o Baleares, estrenarán la ruta a Bucarest.

Barcelona supera los 100 destinos


Vueling superará por primera vez este verano el centenar de destinos desde el aeropuerto de El Prat. En concreto, la compañía operará 103 vuelos una vez se ponga en marcha la ruta a Beirut. Cruz saca pecho: “nunca Barcelona ha tenido tantos destinos directos”.

Este completo mapa de conexiones se debe al crecimiento en mercado europeo. Por ejemplo, la compañía ha crecido un 70% en mercados escandinavos respecto al año pasado. “No ha sido por el cierre de Spanair. Nosotros ya apostábamos antes que ellos por estos países”, ha puntualizado el directivo.

Otro mercado que ha experimentado un importante crecimiento es el alemán. Vueling ofertará 870.000 asientos este año frente a los 355.000 del 2012. Se trata de un crecimiento del 153%.

Business Class


Cruz ha presentado también las novedades de la aerolínea en lo que se refiere a la clase business. Pese a que el segmento es una de las prioridades de la compañía, éste se ha mantenido entorno al 39% del volumen total de pasajeros. No obstante, no se trata de un fracaso. “Hemos crecido en volumen de pasajeros business pero es que también lo estamos haciendo en segmento turístico”, ha indicado.

El directivo ha indicado que lo único que separa la clase business de Vueling frente a otras aerolíneas es que no tienen cortina de separación con la clase turista. El resto de aspectos, como pueden ser un fast track, mostradores exclusivos, check-in instantáneo o salas VIP, están al mismo nivel. E incluso mejor. “Ofrecemos barra libre de comida y bebida a la clase Excellence y lo hacemos de tal forma que el cliente siente que no tiene restricciones”, ha asegurado.

Cruz ha remachado la presentación de los nuevos servicios recordando que, cuando lanzaron su línea business, muy pocos creyeron en ella. Ahora, incluso ofrecen servicios únicos. Y, para antes de que acabe el año, desvelarán más oportunidades.