Vueling reorienta su negocio hacia el extranjero

Vueling reorienta su negocio hacia el extranjero

La aerolínea aumenta su capacidad el 22% esta temporada de invierno mientras se centra en mitigar la caída del mercado nacional<br />

Gabriel Trindade

19/09/2012 - 17:31h

Un avion de Vueling
La recesión del mercado aéreo en España no pasa inadvertida para Vueling. Pese a que sus números presentan un crecimiento espectacular --en gran parte por la desaparición de Spanair a principios de año--, la low cost prevé un panorama aún peor para el 2013 y por eso espera que la venta de billetes en el extranjero equilibre sus cuentas.

Vueling calcula que el mercado nacional acabará el año con una recesión del 5%. Por eso, la compañía espera aumentar la venta de billetes en el extranjero hasta la mitad del total. En la actualidad, la compañía vende el 35% de sus pasajes fuera de España.

Rutas estables

Pese a que los augurios para los próximos meses no son positivos, la aerolínea presidida por Josep Piqué sigue creciendo. Esta temporada de invierno --de octubre a marzo--, Vueling aumentará el 22% la capacidad de su red, lo que significa un millón más de de asientos hasta alcanzar los 5,4 millones.

Los nuevos pasajeros que esperan ganar respecto al mismo periodo que el año anterior provienen de rutas ya operadas este verano. Vueling mantendrá algo más del 40% de las rutas iniciadas en el periodo estival. "Vamos a cerrar las que son plenamente turísticas: algunos aeropuertos ingleses, Croacia, Malta, etc.", ha explicado el consejero delegado, Álex Cruz.

El Prat


El aeropuerto de Barcelona --que este verano ha batido varios récords-- es el mejor ejemplo de la buena salud de Vueling. La low cost crecerá el 28% con 16 nuevas rutas --entre ellas dos conexiones a Argelia--. La apuesta de la compañía por el Prat está fortaleciendo su posición como hub. "El 17% de nuestros pasajeros han escogido Barcelona como aeropuerto de conexión", ha afirmado Cruz.

En este sentido, Vueling cerrará un acuerdo con American Airlines en los próximos meses que puede catapultar a Barcelona como centro de conexiones internacional. Además de los vuelos diarios a a Nueva York y Miami, el nuevo acuerdo puede traer la conexión directa a los hubs de la compañía norteamericana: Dallas y Chicago. "Barcelona se convertiría, tras Londres, en el segundo punto de entrada a Estados Unidos desde Europa”, ha asegurado el directivo.