Vueling sitúa “su foco” en garantizar el beneficio y no en Iberia Express

Vueling sitúa “su foco” en garantizar el beneficio y no en Iberia Express

Cruz remarca que la aerolínea trabaja con “el único horizonte” de afianzar el cuarto año consecutivo de ganancias. Los analistas dan por hecha la fusión entre las dos participadas de Iberia

Un avión de Vueling
Vueling “tiene su foco en garantizar el cuarto año consecutivo de beneficios”. Así de tajante se ha mostrado el consejero delegado de la aerolínea catalana, Álex Cruz, en una conferencia para analizar los resultados del primer trimestre del año. La compañía presidida por Josep Piqué ha logrado reducir las pérdidas hasta marzo un 29% respecto a los tres primeros meses de 2011.

“Es un resultado remarcable, ya que hemos aumentado vuelos aunque el precio del combustible sigue subiendo”, ha dicho. Cruz también ha desvelado que la cuota de pasajeros de negocio ha subido por la caída de Spanair. La filial de Iberia ha convencido a este segmento de viajeros, que supone el 47% del volumen de clientes, con más frecuencias desde Barcelona a destinos nacionales e internacionales. “Hemos incrementado a 57 las rutas en tres meses”.

"Quién sabe"

A pesar de la solidez de Vueling, varias agencias de inversión trabajan en un escenario que contempla la fusión con Iberia Express en un horizonte de 18 meses debido a que, con toda probabilidad, la nueva marca de Iberia arrojará pérdidas y no alcanzará los ahorros previstos para su matriz.

La fusión entre Vueling, participada por Iberia al 46%, y la nueva aerolínea de bajo coste con sede en Barajas (100% Iberia) es un proceso que se producirá con “una probabilidad muy elevada” según los analistas consultados. Cruz no descarta la posibilidad. “Quién sabe”, ha contestado.

Hechos lejanos


La unión entre las dos filiales sólo quedaría paralizada por, entre otros hechos, la salida de Vueling. La nacionalización de Bankia, que posee el 12% en International Airlines Group (IAG), podría dar entrada a nuevos socios. La Unión Europea podría entonces ordenar desinversiones a Iberia. Preguntado por la estabilidad accionarial de Vueling, la mano derecha de Piqué ha contestado que una posible venta de la porción de capital en manos de Iberia “es un hecho que nos queda muy lejos”.