Vueling y los pilotos se alían para acabar con los vuelos chárter

Vueling y los pilotos se alían para acabar con los vuelos chárter

La aerolínea y su plantilla acuerdan las bases del nuevo convenio colectivo, con una vigencia aproximada de dos años

Carles Huguet

Barcelona

12/08/2015 - 21:28h

Un A320 de la aerolínea Vueling.

La paz laboral ha llegado a Vueling. Tras casi ocho meses de negociación, la compañía ha aprobado el convenio colectivo con los pilotos. Un acuerdo con el que ambas partes se han mostrado satisfechas. Entre los puntos del texto firmado por la aerolínea y los sindicatos, se encuentra el de flexibilizar horarios, algo que eliminará una importante cantidad de los vuelos chárter que opera la firma española.

En el convenio aparece el concepto de 'flexiworking'. El régimen de trabajo y descanso queda modificado. A partir de ahora, si un piloto quiere volar en un día libre podrá hacerlo y en lugar de subcontratar un trayecto chárter se regulará al personal. Así pues, los vuelos de estas características se minimizarán.

Beneficioso para los implicados

La reducción de estas rutas especiales implicará un beneficio para la compañía, pues es más barato retribuir un día de salario extra a la tripulación. Los chárter quedarán reducidos a circunstancias atípicas, como eventos deportivos puntuales o para ocasiones en las que no haya aviones disponibles. La aerolínea se encuentra en una fase de expansión muy importante, sobre todo a través de su aterrizaje en Italia, por lo que no quedarán eliminados ya que se encuentra al límite de su capacidad.

En el texto, además, se han acordado las condiciones para los trabajadores en el extranjero, como los de la base de Roma. Se agruparán bajo un convenio equivalente. Además, se han ofrecido unas garantías de producción para evitar la deslocalización y creado un escalafón único para todos los pilotos.

Un nuevo acuerdo a dos años vista

"El acuerdo son unas medidas transitorias satisfactorias", apuntan desde SEPLA, el sindicato de pilotos. Sin embargo, no es definitivo. En un año y cuatro meses se creará la mesa negociadora para el tercer convenio, que debería estar aprobado en algo más de dos años. En el futuro se espera mejorar todavía más en aspectos como, por ejemplo, el régimen de descanso de la plantilla.