Vueling ya tiene lista la sucursal canaria

Vueling ya tiene lista la sucursal canaria

La aerolínea española creó la sociedad el pasado 22 de marzo, una semana antes de que el presidente del Cabildo de Tenerife desvelara las negociaciones

Carles Huguet

Barcelona

20/05/2016 - 20:26h

Un A320 de la aerolínea Vueling.

El presidente del Cabildo de Tenerife levantó la liebre en abril. Carlos Alonso avisó en la emisora local Radio Club que existía negociaciones con Vueling para establecer una sucursal en Tenerife. La compañía, pero, tenía la decisión tomada desde antes y el 22 de marzo ya había registrado Vueling SA Sucursal en Canarias en los registros.

Un portavoz de la aerolínea explica a 02B que "la compañía se encuentra ahora en la fase de definir cómo se articulara la operativa en el archipiélago". La misión es organizar el número de trabajadores que deberán crear en la isla y el número de aviones nuevos que se destinarán a la base. Por el momento, todavía se deben cerrar trámites legales y burocráticos.

Además, descartan por completo la idea de abandonar Cataluña. De hecho, a finales de abril Willie Walsh, consejero delegado de IAG -la matriz de la low cost-, desmintió la tesis y aseguró que "Vueling crecería con El Prat como aeropuerto de referencia".

Las ventajas de la Zona Especial Canaria...

Ni independencia, ni fuga. La aerolínea tributará en Canarias sólo la actividad que aterrice o despegue en el archipiélago atlántico. Eso sí, lo hará a un ritmo menor que si pagara esos impuestos en la Península. La Zona Especial Canaria, destinada a promover el desarrollo de la región periférica, ofrece un impuesto de sociedades del 4% frente al rango de entre el 25% y el 30% en territorio continental.

Además el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) -equivalente al IVA- es del 7% frente al 21% de la mayoría del territorio en ciertas compras.

Con el salto, pero, Vueling logrará impulso para afrontar con mayor músculo económico la batalla de precios librada en la zona desde la entrada de Norwegian en 2015. Tras la quiebra de Spanair se perdieron 1,5 millones de plazas y el precio subió. Sin embargo, el nuevo competidor revitalizó el mercado y los billetes bajaron hasta los 23 euros -11,5 en el caso de ser residente-.

... y las obligaciones

Sin embargo, pasa beneficiarse de la optimización fiscal, la aerolínea deberá crear nuevos puestos de trabajo, domiciliarse en las islas, hacer una inversión mínima de 100.000 euros y tener una administración con residencia en el territorio. Por el momento, el representante al frente de la sociedad es Marcos Álvarez, director jurídico y secretario del consejo de administración de la low cost.