Walsh finiquita la Iberia de Caja Madrid

Walsh finiquita la Iberia de Caja Madrid

Antonio Vázquez cesa como presidente de la aerolínea española, aunque mantendrá sus funciones en IAG

International Airlines Group (IAG), el grupo dueño de Iberia, ha elegido a Luis Gallego (44 años) nuevo presidente en sustitución de Antonio Vázquez. El hasta hoy máximo responsable de la compañía con base en Barajas tomó las riendas tras la entrada en el capital de Caja Madrid, con Antonio Blesa en la presidencia. De este modo, queda finiquitado el cuerpo directivo que negoció la fusión con British Airways. Bajo su gestión, la empresa ha cosechado cino años consecutivos de pérdidas millonarias.

El primer ejecutivo de IAG, Willie Walsh, da carpetazo a una etapa en que la gestión de Iberia ha estado en entredicho por los principales grupos de interés: desde empleados hasta clientes. Gallego, como el directivo irlandés, es un hombre de la industria. Entró en Iberia en sustitución de Rafael Sánchez Lozano, antiguo número dos de Vázquez. El relevo fue en mayo.

En apenas seis meses, Gallego ha logrado reabrir el diálogo con la plantilla y ha rediseñado el mapa de rutas. Iberia volará hacia el Este del mapamundi en 2014. Los primeros signos de la nueva dirección animaron a Walsh a predecir que Iberia recuperará los beneficios un año antes de lo previsto. Su optimismo está condicionado a un pacto con la plantilla para incrementar la producción en los términos anunciados por el plan de transformación.
 
 
La industria daba por descontado que sería Dupuy el nuevo presidente
 
El nuevo presidente de Iberia formó parte, entre 2006 y 2009, del equipo fundacional de Clickair, la low cost montada ad hoc para volar desde Barcelona rutas de baja rentabilidad para Iberia. Más tarde, destacó como director de producción de Vueling. Bajo su dirección, la aerolínea con base en Barcelona-El Prat logró sus mejores resultados de puntualidad. Antes formó parte de Air Nostrum. Es ingeniero superior aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid. Está casado y tiene dos hijos.

La industria daba por descontado, sin embargo, que sería Enrique Dupuy el nuevo responsable de la filial española. En septiembre fue nombrado consejero. El movimiento se interpretó como la antesala a su llegada al despacho de primer ejecutivo. Por ahora, continuará como responsable financiero de IAG y desempeñará las funciones confiadas en la última junta de accionistas. Vázquez permanecerá vinculado al grupo, pero sin responsabilidades ejecutivas. Retendrá la presidencia del grupo resultante de la fusión entre aerolíneas, posición institucional. El poder continuará en manos de Walsh.

El baile de sillas en el grupo aeronáutico también afecta a British Airways. Martin Broughton cesará como presidente no ejecutivo de la británica, quién será sustituido al frente por Keith Williams otro hombre de la máxima confianza del consejero delegado de IAG.