Walsh sacará tajada para IAG si Escocia se independiza

Walsh sacará tajada para IAG si Escocia se independiza

La promesa de suprimir los impuestos que gravan los aviones seduce al principal ejecutivo del grupo dueño British Airways

Ismael García Villarejo

Barcelona

09/09/2014 - 23:56h

Ni planes de emergencia ni nervios por la supuesta implosión del mercado interno. El consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh, piensa que la independencia de Escocia beneficiará "levemente" a British Airways, la compañía de bandera británica. A una semana de que se abran las urnas para el referéndum del 18 de septiembre y con las encuestas en empate técnico, los partidos de uno y otro bando lanzan ofertas de última hora.

Mientras Londres ofrece más autonomía, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) sube la apuesta y sostiene que suprimirá totalmente el impuesto que grava los aviones, el air passenger duty. En febrero de este año se anticipó que la tasa especial se reduciría notablemente, pero ahora los políticos secesionistas remarcan que se "abolirá por completo".

Vueling seguirá en Barcelona

El principal ejecutivo del grupo hispano-británico es de los pocos que ve una oportunidad en el desgajamiento territorial, aunque su punto de vista se circunscribe únicamente a la óptica financiera. En la presentación de resultados del primer trimestre del año avisó a los inversores de que si se confirmaba la expectativa de una menor carga fiscal en Escocia, IAG sacaría provecho de la situación.

Escocia "reconoce el enorme impacto que ese impuesto tiene sobre su economía, por lo que [la independencia] será probablemente una evolución positiva, si ocurre, para British Airways", dijo a la cadena pública británica BBC. Walsh tampoco oculta la nula inquietud que le genera una deriva similar en Cataluña, donde una de las participadas, Vueling, tiene la sede y el principal mercado.

Impuestos en Cataluña

La aerolínea mantendrá el cuartel general y presencia comercial en Barcelona sin que el futuro político condicione el desarrollo de Vueling, según dijo al poco de culminar la opa sobre la compañía low cost. IAG tiene el 100% del capital.

Curiosamente, el gobierno autonómico pretende establecer una tasa similar a la que rige en Reino Unido. La nueva figura permanece, sin embargo, congelada a la espera de que se desbloqueen los presupuestos de 2015. Ryanair sí avisó que si la Generalitat materializa la iniciativa fiscal, retirará los aviones de Girona y Reus para compensar las pérdidas.